Así nace la Asociación Comité Ético Cultural de Guatapé del amor por lo propio

El panorama perdido entre la inmensidad del oriente antioqueño, estaba el más feo y pequeño pueblo de Guatapé, solo un paso errado era suficiente para desaparecer. Después de la bonanza por la gran inversión de Epm en las obras del embalse, vino la decepción, se acabaron las obras civiles generadoras de mano de obra barata, y los campesinos, obligados a vender y abandonar sus tierras. El desplazamiento voluntario fue inminente porque no había otra solución, medio pueblo en el agua con calles y veredas, más del 80% de sus moradores ya no estaban. Los líderes residentes se reúnen movidos por la preocupación, el pueblo estaba condenado a desaparecer. La iglesia marchaba con párroco prestado, una debacle psicosocial habitaba en las familias: Pocos, sin dinero, sin economía, sin trabajo, sin futuro, la agricultura se redujo ostensiblemente, la ganadería y el comercio, no más arriería.

En 1979 los moradores organizaron “La Fiesta del Retorno”, un momento provocador para que los paisanos volvieran. Sí, volvieron, comieron, bebieron y lloraron. Fiesta y lágrimas, pero acto fallido, se reivindicó lo de la canción: “Volver, para qué volver”.

Por los líderes

De nuevo el llamado de los líderes por la preocupación, ahora la propuesta era como la que acostumbraban las madres de otros tiempos cuando sus hijos se marchaban del hogar: poner la casa bonita, agradable, acogedora para que cuando regresen caigan en la tentación de quedarse. Así empezó la década de los ochentas: trayendo moldes de zócalos viejos que se ahogaban en las viejas calles de la Aldea, haciendo mingas para pavimentar y embellecer plaza y calles, empedrando la Calle del Recuerdo y dándole la memoria del pueblo que quedó bajo el agua, se conformaron comités de ornamentación y arreglo de zonas comunes, y se consolidó una banda marcial de lujo. En aquel tiempo se tendió la cinta asfáltica vía Marinilla-Guatapé, llegó el turismo admirando el pueblo que teníamos, fue el momento en que nos dijeron que habitamos una tierra hermosa y de increíble clima.

Llegó el turismo

Nos despertaron el celo por el pueblo, el miedo a perder lo nuestro, no ya por obras civiles ni represas, sino por la amenazante “avalancha de turismo”. El comercio lo entendió como la oportunidad económica negada durante décadas atrás, la gente se comportó a la altura volviendo a la tradición, blanqueando y pintando paredes, puertas, ventanas y zócalos. El templo nunca perdió lustre a pesar de la soledad, en ello estaba puesto el cariño de los lugareños desde que se conocía en pie.

Pero la juventud es endeble, el comportamiento frágil y el mundo tentador, sobre todo el mundo externo, el que viene, el que nos traen, y como dice el dicho “de vuelta atrás”, a mirar qué hay, qué nos queda, qué tenemos, tuvimos que echar mano de los valores primarios de la comunidad para fortalecernos frente a una visita que va llegando, se va creciendo y empieza a imponer sus criterios en nuestra propia casa.

Meca del turismo en Guatapé

Dice el texto “Dinámica Cultural en el Municipio de Guatapé” publicado por la División Académica del Instituto de integración Cultural recinto Quirama. Medellín 1988”.

Una veta de cultura. Se trata de fortalecer las actividades culturales locales como defensa a la infiltración de fenómenos culturales foráneos y salvar la identidad de lo que en adelante podría ser “la meca del turismo antioqueño”, para referirse al caso concreto de Guatapé. La Revista del Instituto en mención, refrenda más adelante: 13 de noviembre de 1988, el comité cultural fue acogido por los participantes con el entusiasmo de quienes ya saben hacia donde se dirigen y lo que se proponen. Por esta razón se trazaron como objetivo, estudiar el inventario del patrimonio cultural de la comunidad, realizado por investigadores del Instituto, y a partir de ahí para planear acciones tendientes a la dinamización cultural de la región.

Primer paso, elección de la Junta Coordinadora del Comité, quedando así:  Álvaro Idárraga Alzate, pres8Secretario, Jorge Restrepo Trillos. Fiscales Jairo Monsalve y Padre Modesto García y en adelante, una lista de nombres representantes de diferentes manifestaciones artísticas y artesanales del municipio. Firmado el 13 de noviembre de 1988. Este Comité Cultural da paso a la creación de la Asociación Comité Ético Cultural de Guatapé, ideada para la promoción de la cultura desde el colegio y con la juventud.

Nace el comité cultural municipal

A Los jóvenes estudiantes, se les nota, van adquiriendo ademanes y comportamientos de turistas en su propia casa, se mostraban más interesados por el dinero que ganan los fines de semana para comprar sus vestidos de moda y pasearse por el malecón, antes que esmerarse por avanzar en su formación y en el amor y respeto por la historia y la tradición local.

Con jóvenes y grupos organizados como comité ético se empezó a estructurar y promover programas de teatro, música, poesía, literatura, exposiciones, caminería, museo, emisora y más adelante, radio, televisión, clases de historia local. Fueron los primeros pasos para la creación definitiva de la asociación Comité Ético Cultural de Guatapé.

La cultura nos hace visibles

En Antioquia se venía trabajando con líderes jóvenes organizados, la creación de comités culturales   para los procesos de construcción cultural comunitaria a partir del auto reconocimiento comunitario del territorio y sus memorias, trabajos previos, la presentación de la Ley general de Cultura, Ley 397 de 1997. Cuando llegó la Ley, el Comité, ASOCEC ya venía funcionando y ahora, 33 años después de la iniciativa sigue en marcha con un historial importante en cuanto al acompañamiento a las instituciones y la permanente gestión y fortalecimiento del quehacer cultural en la municipalidad.

Hoy sigue siendo una entidad independiente, sus más fuertes líneas de trabajo están direccionadas hacia las comunicaciones: emisora Peñón de Guatapé Cultural, periódico El Zócalo, Audiovisuales y uso de redes. Gestión cultural local y regional. Programas culturales como noches de poesía Luna azul, conversatorios históricos, el senderismo organizado, exposiciones diversas y el proceso de organización y apertura del centro de historia y memoria.

Por: Álvaro Idárraga Alzate, Presidente
Fotografía: Viajes de pueblo en pueblo 

Deja un comentario

Relacionado

Emprendedor de Rionegro: Participa del ciclo de formación para acceder a tu registro mercantil gratuito

Boletín Informativo La Alcaldía de Rionegro y la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño, buscan contribuir y fortalecer el desarrollo y la competitividad municipal, a través del mejoramiento y la sostenibilidad empresarial, por eso se extiende la invitación a los emprendedores del municipio de Rionegro a ser parte del programa que les permitirá obtener su […]

Rionegro primero y Rionegro después

Don Ernesto Tobón, es sin duda uno de los rionegreros que más profesó auténtico amor por su pueblo. Entre los diferentes cargos en que se desempeñó, se le recuerda sobre todo como ese destacado personero y custodio del archivo municipal. Los Tobón de El Tablazo fueron descendientes de poetas, artistas, agricultores y educadores. Entre los […]