Cornare rechaza actos de violencia y muerte de nuestra fauna

Boletín Informativo

El pasado 23 de mayo un águila crestada fue herida mientras trataban de asustarla para que no atacara un galpón. Lo que se creyó inicialmente era una mala práctica de “ahuyentamiento” muy común en Colombia, resultó ser un atentado directo con un arma de aire comprimido contra esta ave, que dio como resultado su fallecimiento.

Hoy hacemos un llamado a la comunidad para no tener que dar estas tristes noticias que enlutan a nuestra región y para continuar conservando a las especies de la naturaleza, porque todas tienen una función importante, especialmente las aves, consideradas, entre muchas otras cosas, como polinizadoras y dispersoras de semillas.

El águila crestada, un animal rapaz de exuberante belleza, está catalogada como vulnerable y amenazada de extinción, por eso estos casos entristecen a la Corporación y deben ser motivo de preocupación por parte de todos los ciudadanos.

El caso del águila se une a otros tres atentados recientes contra las aves también asociados a las armas de aire comprimido; el último se presentó ayer en Rionegro donde un menor de edad disparó con un rifle de este tipo a un gallinazo que estaba en un tejado frente a su casa. El hecho quedó registrado en video y causó innumerables reacciones en la comunidad por la crueldad con la que fue asesinado el animal.

De otro lado, una garcita rayada fue encontrada herida en el municipio de Rionegro con un perdigón incrustado que le destrozó una de sus alas y el fémur del lado derecho. Lamentablemente, la garcita falleció y el equipo indicó que se trataba de otra muerte a causa de la mano del hombre.

También este mes, el grupo de Fauna Silvestre atendió un gavilán herido, encontrado por el Cuerpo de Bomberos del municipio de El Retiro, que fue valorado y diagnosticado con evidencia de un disparo en una de sus alas y que también murió.

Recordemos que la atención de fauna silvestre es muy compleja, porque además de las lesiones, el solo hecho de la manipulación genera en ellos mucho estrés y a esto se suma que la recuperación es bastante ardua, pues son animales que no están acostumbrados a estar encerrados, que su reacción ante el dolor es lesionarse ellos mismos (pico, garras) y que muchos de ellos no comen en cautiverio, todo esto disminuyendo las probabilidades de mejora”, indicó Cristina Buitrago, Veterinaria del Hogar de Paso.

Para empeorar el panorama, el equipo de fauna indicó que todos los animales que han ingresado este año producto de la cacería, lamentablemente han fallecido.

No nos cansamos de pedirles que por favor denuncien a la Policía Nacional o a Cornare a aquellas personas que lleven a cabo este tipo de atentados contra nuestra fauna silvestre y los recursos naturales.

Por: Comunicaciones Cornare

Deja un comentario

Relacionado

Al otro lado del MAR

Mientras dentro del Museo de Arte de Rionegro, MAR, la alcaldía y la Subsecretaría de Cultura del Municipio entregaban los 56 estímulos a los proyectos ganadores de la Convocatoria “Juntos Creamos”, y a los jurados, al otro lado, parte de la Asamblea de Cultura Rionegro, se concentró para manifestar su inconformismo por esta convocatoria. Los […]