De SONRIO a SitiRio

Las ciudades en constante crecimiento siempre van a tener la necesidad de transformar sus costumbres de vida, algo cotidiano como el transporte público en el momento en que las dinámicas cotidianas de esta ciudad se vean obligadas a ser modificadas por diferentes componentes, por ejemplo, el crecimiento demográfico, muestra de ello es Rionegro, uno de los municipios más poblados de Antioquia, que cuenta con cerca de 140.000 habitantes.

Esta transformación acelerada y proyectada por planes de carácter nacional, obliga a esta hidalga ciudad a crear alternativas antes de la llegada de la tormenta. El transporte público ha sido desde hace algunos años un tema de tomar con pinzas en Rionegro, la administración municipal anterior en cabeza de Andrés Julián Cardona, quiso imponer un proyecto que corrigiera y anulara una serie de problemas que desde SOMOS, a cargo de David Quintero, detectaron y señalaron como los principales inconvenientes que sufren los usuarios, las empresas de transportes y los propietarios de los vehículos que prestan el servicio.

SONRIO, así llamaron en su momento a este nuevo sistema que anularía temas como: la guerra del centavo, optimizar el tiempo de las rutas y cobertura a otros lugares de Rionegro que cuentan con un transporte público complicado o casi nulo. Pero este sistema más que crear soluciones trajo una serie de polémicas que no solo involucran a Rionegro, sino a todo el oriente cercano, pues desde que lo anunciaron se dijo que las empresas de transporte de otros municipios como Marinilla, La Ceja, El Retiro o Medellín no podían ingresar a la ciudad y los usuarios debían  ser descargados en una de las “estaciones satélite” que la administración anterior habilitaría para tomar el nuevo transporte integrado y llevarlos a cualquier lugar del municipio con tan solo pagar un pasaje de $1.700, con derecho a hacer los transbordos necesarios para llegar a su destino; sin embargo, el pasaje más económico en todo el país, no alcanzo a ver la luz y el proyecto fue frenado por diferentes instancias judiciales, pero sobre todo, SONRIO no alcanzo a implementarse dado a que el exalcalde Andrés Julián Rendón Cardona, no creó las condiciones para izar velas antes de finalizar su mandato.

No solo tuvo en contra a gran parte de la población del Oriente Antioqueño, pues se llevaron a cabo dos plantones multitudinarios que contaron con más de mil manifestantes, los estudios que presentaron inicialmente mostraban un panorama irreal y dejaba en una situación muy delicada a las empresas de transporte que debían de asumir culpas inexplicables como ser uno “de los causantes del daño al medio ambiente” en Rionegro.

Hoy ante la nueva administración municipal en cabeza del alcalde Rodrigo Hernández, este sistema ha cambiado de nombre llamándole SitiRio, prometiendo una serie de beneficios como: pagar un solo pasaje, mayor cobertura, menor congestión vehicular y disminuir la contaminación ambiental. Y aduciendo en la necesidad de implementar un transporte que sirva a toda la comunidad de Rionegro y del oriente cercano, ha dejado muchas más dudas que certezas sobre cómo será implementado aún, los rionegreros y rionegreras no sabemos ¿Cuánto va a costar el pasaje?, ¿Cuántos vehículos son necesarios?, ¿Qué va a pasar con los taxis colectivos?, ¿Cuándo empieza SitiRio?. No queda más que esperar nuevos pronunciamientos y cruzar los dedos porque en estos tiempos de pandemia, este tipo de proyectos traigan resultados beneficiosos para una población que ha sido muy golpeada económicamente en este último año.

Por: Andrés David Montoya

Deja un comentario

Relacionado

Rionegro primero y Rionegro después

Don Ernesto Tobón, es sin duda uno de los rionegreros que más profesó auténtico amor por su pueblo. Entre los diferentes cargos en que se desempeñó, se le recuerda sobre todo como ese destacado personero y custodio del archivo municipal. Los Tobón de El Tablazo fueron descendientes de poetas, artistas, agricultores y educadores. Entre los […]

La información como bien común

En el siglo I ya existía la costumbre en Roma de fijar en el foro el Acta Diurna, en la que se informaba a los ciudadanos de las cosas de interés que habían sucedido y de las que iban a pasar en breve, los diarios han sido el principal medio de difusión al que se […]