Día internacional libre de bolsas plásticas

Boletín Informativo 

Cerca de 12 toneladas de residuos plásticos que llegan a los embalses de EPM son aprovechados nuevamente.

“Lo que el río lleva, al embalse llega”, dice el refrán y esto se evidencia en que de las 17 toneladas de residuos sólidos aprovechables que se extraen de los embalses de EPM anualmente, el 68% corresponde a plástico, con cerca de 12 toneladas. Los embalses de Porce II, Riogrande y Miraflores son de donde se retira la mayor cantidad de residuos plásticos.

Los embalses para la generación de energía eléctrica son receptores de la problemática ambiental de sus cuencas abastecedoras. El ingreso constante de residuos sólidos flotantes es una de las problemáticas más visibles en estos ecosistemas acuáticos, llegando a tener en uno de ellos cerca de tres hectáreas ocupadas solo con presencia de estos residuos.

En los últimos tres años (2017-2019), EPM ha gestionado cerca de 19.000 toneladas de diferentes materiales flotantes como macrofitas, madera, residuos ordinarios, aprovechables y peligrosos en los embalses en operación. Para cada tipo de residuo, EPM cuenta con un plan integral de gestión que permite darles un manejo adecuado.
Si bien la gran mayoría del plástico que llega a los embalses son botellas PET y pasta, en el espejo de agua se logran observar muchas bolsas plásticas flotantes que afectan potencialmente las plantas, animales y al ecosistema en general.

Para evitar que estos residuos lleguen finalmente al océano y disminuir los impactos en los ecosistemas marinos, EPM ha implementado alianzas con actores estratégicos en las cuencas abastecedoras, como el convenio con Corantioquia en 2018 por más de $500 millones. Con este se realizaron talleres de aprovechamiento de residuos, fortalecimiento institucional, de consumo responsable, capacitación a grupos comunitarios de recicladores en corredores viales de influencia de la cuenca de Riogrande y Porce y un foro regional de residuos para la región del Nordeste.

En el Oriente antioqueño, EPM ha desarrollado convenios con Cornare y los municipios del área de influencia en actividades de fortalecimiento comunitario, dotación de recipientes, talleres de educación ambiental para el manejo integral de residuos a diferentes grupos de interés y la entrega de bolsas ecológicas, entre otras actividades, que contribuyen a disminuir el impacto sobre el recurso hídrico.

Los residuos biodegradables como el buchón y madera que también llegan a los embalses se llevan a sitios de disposición de material vegetal autorizados fomentando procesos de revegetalización y enmienda orgánica de suelos. También se han realizado investigaciones para identificar opciones de aprovechamiento.

Por: Comunicaciones EPM

 

Deja un comentario

Relacionado

Rionegro, ciudad de rutas turísticas

Existe entre los documentos de la Biblioteca Nacional, una antigua guía comercial de Rionegro, publicada en 1923. Esta interesante cartilla contiene amplia información sobre sitios de interés, datos estadísticos y geográficos, al igual que establecimientos comerciales, principalmente del calzado. Todo un compendio de elementos que proyectaban a nuestra ciudad como el importante destino que desde […]

La fiesta de 15 años de Rock al Rio esta lista

¿Quien diria? han pasado ya tres lustros, desde que una tarima con recursos limitados al borde de la Zona Industrial,  con el río de espaldas, de fondo el centro urbano a escasas tres cuadras del parque principal de Rionegro. Unos personajes reconocidos dentro de la escena; ¨El Profe¨ y unos legendarios rockeros, probablemente la primera […]