EL MAR, un proyecto que pierde solidez

El Museo de Arte de Rionegro MAR, se inauguró como un espacio prometedor para la cultura y el patrimonio rionegrero, visionando ser una plataforma y vitrina que impulsaría las artes plásticas y visuales de la región, una promesa que llegó con agrado y esperanza para los artistas y gestores que conocían la intención de realizar  un parqueadero en el lugar, en el que hoy está la infraestructura del MAR, lo cierto es, que cada vez el proyecto MAR pierde solidez.

Los espacios que esperaban ser laboratorios creativos y zonas de actividades se han ido mudando a zonas comerciales y gastronómicas, la sala permanente en vez de presentar obras artísticas de artistas de la región, alberga una muestra que por su contenido debería estar en el museo histórico casa de la convención, y que reduce los espacios disponibles para presentar el talento local rionegrero y regional, del cual se conoce poco, dado el desinterés de la administración municipal de crear un directorio artístico para el MAR, con el cual la comunidad general podría conocer más del acervo cultural existente.

Agravando esta situación y como pasó con el palacio de cultura Ricardo Rendón Bravo, la administración comienza a tomarse los espacios culturales para sus oficinas administrativas, limitando aún más la baja cobertura cultural que tienen con relación a la población total del municipio.

Son muy pocos los que verdaderamente acceden a los derechos culturales que se deben garantizar a los rionegreros, y como si fuera poco, el MAR hoy después de dos años de su inauguración,  es un museo que en su gestión administrativa no cuenta con un curador y museógrafo, ni con una programación constante que incluya a profundidad la promoción del arte, como encuentros constantes, tertulias, conversatorios etc., su plan de trabajo se limita básicamente a exhibir cada dos o tres meses una exposición, sin ir más allá,  y adicionalmente,  está la carencia de personas del sector cultural local, que contribuyan a la presentación de muestras artísticas con sentido de pertenencia. El MAR, poco a poco por la destinación de los espacios y otros motivos de manejo, es un museo de nombre y no representa el lugar de encuentro que debería ser un verdadero museo de arte de Rionegro.

Por: Laura Camila Jaramillo Gallego
Artista plástica, Presidenta de la Asamblea de Cultura de Rionegro.

Deja un comentario

Relacionado

Imperdonable atropello en contra el patrimonio y la historia

Profundo dolor de patria e intensa ira siento al contemplar la imperdonable masacre que se realizó en el sagrado recinto del Honorable Concejo, olvidando toda la historia y pisoteando el extenso patrimonio socio cultural de la ciudad. Y como una burla a la crítica situación económica del pueblo, despilfarramos los dineros públicos irresponsablemente con la […]

pacientes con COVID-19 fueron trasladados por la Fuerza Aérea desde Rionegro, hacia Bogotá

En una nueva misión humanitaria, su Fuerza Aérea Colombiana trasladó a tres pacientes con COVID-19, en esta ocasión, provenientes de Medellín, Antioquia, hacia Bogotá; el avión C-295 despegó desde el Comando Aéreo de Transporte Militar, para socorrer a dos hombres y una mujer. Gracias a la coordinación realizada entre las gobernaciones de Antioquia y Cundinamarca, […]