Estampilla homenaje a Manuela beltran

El movimiento comunero en Rionegro

La revolución de los Comuneros es un antecedente de la independencia. Se originó como reacción contra el aumento de impuestos y el establecimiento de estancos, ordenados por la corona en 1780 para financiar la Armada de Barlovento. La revuelta inició el 16 de marzo de 1781 en Socorro, actual departamento de Santander.

En la provincia de Antioquia hubo dos movimientos comuneros en 1781, así: en Guarne por la explotación del oro y por el comercio de abarrotes, y en Santa Fe de Antioquia (Sopetrán, San Jerónimo y Sacaoja hoy Olaya), por el cultivo y comercio del tabaco.

El movimiento comunero de Guarne (que para la época formaba parte de Rionegro) lo lideraron blancos propietarios de grandes minas, que también tenían el monopolio del comercio de los abastecimientos para la población. La Corona española grabó con impuestos esas actividades y suprimió los monopolios, permitiendo que el pueblo raso participara de ellas. Se otorgaron concesiones a los mestizos y mulatos mazamorreros para explotar oro en los aluviones, pagando el quinto real. Además, se permitió establecer pulperías, tiendas de abarrotes que competían con el comercio que operaban los blancos en sus minas. Esto hizo que los grandes potentados de Guarne y Rionegro se levantarán en protestas contra esas medidas. Los pequeños mazamorreros también protestaron por la obligación del quinto real, pero lo hicieron de forma más humilde.

El gobernador de la provincia de Antioquia, Cayetano Buelta Lorenzana, reaccionó a la protesta ofreciendo negociar los derechos y gravámenes. Esto desarticuló el movimiento que se había generado. Inicialmente las autoridades cedieron ante algunas de las peticiones, pero poco después se retractaron. Ante este incumplimiento, gentes del común, instigadas por la clase blanca, se reunieron armadas en la plaza de Guarne para protestar con violencia, pero fueron sometidos por la tropa oficial. El movimiento terminó con castigos para los revoltosos y sin cambios en la situación imperante.

Por: Luis Fernando Múnera López
Miembro de la Academia Antioqueña de Historia

 

Deja un comentario

Relacionado

Fallas enmendables

No son únicamente los falsos inválidos o personas de a pie los que extorsionan con supuestos atropellos de automóviles. También lo hacen motociclistas, quienes escogen a conductoras solas y a personas adultas mayores para lanzarles las motos y buscar un acuerdo económico inmediato. Algunos, por error de cálculo, exageran el golpe y el caso pasa […]

Una tatarabuela con más de 100

Laura Rosa González Muñoz, nació el 14 de en julio de 1919 en Rionegro, Antioquia, hija de Juana Muñoz y Ramón González, quienes nacieron también en esta ciudad, Laura se casó muy joven con Marco Tulio Valencia quien murió en 1961, dejando 6 hijos al cuidado de su esposa, quien asumió gentilmente su cuidado. A […]

SITIRIO, “Las cartas puestas sobre la mesa”

Muy polémico se ha vuelto el tema de la implementación de un nuevo modelo de transporte para el municipio de Rionegro, este proyecto que se viene gestando desde la pasada administración con el nombre de SONRIO, ahora se busca implementar en la actual con el nombre de SITIRIO. Los estudios técnicos que fueron elaborados desde […]