El Túnel de Oriente, no todo son buenas noticias

Aunque circulen noticias en apariencia positivas, también tenemos que mirar en dirección al abismo de los acontecimientos y citar a Nietzsche: “Cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti”. Tenemos que acercarnos y toparnos cara a cara, frente a frente, con nuestros propios fantasmas y errores. En periodismo, a esa maniobra intelectual y fría, se le conoce como la objetividad. Es decir, calificar un hecho por sus intenciones sería un absoluto error. El hecho debe calificarse por la capacidad de análisis que posea y la flexibilidad de miradas y versiones que tenga. Un hecho, en teoría, es simplemente una cantidad de miradas que se recogen para que el lector juzgue el problema que se está tratando, el lector no busca cómplices, el lector busca la verdad. Hoy quise hacer exposición de esa maniobra utilizando un solo elemento en común entre su pensamiento y el mío: El Túnel de Oriente. Presentado por los medios como la hazaña antioqueña más grande de los últimos tiempos. Sin embargo, echemos pues un vistazo al abismo.

Según muchos conductores que realizan la ruta casi naval, titánica y de temperaturas variables, de Rionegro a la Ciudad de la Eterna Primavera (Medellín), comentan entre sollozos memorables que en el Túnel de Oriente los accidentes, son el  pan reiterativo de cada día. Están completamente identificados por la comunidad de usuarios, los siguientes problemas (primarios), uno de ellos es el del acercamiento que puede ocurrir entre los vehículos de la línea A y los que transitan ( a veces completamente desconcentrados) por la línea B; los casos que respaldan esta afirmación es el de vehículos que se llevan retrovisores al acercarse demasiado entre un carril y otro, puertas y vidrios que entran en contacto con el vehículo afectado, sea del carril que asciende o del que desciende. La combinación fatal: altas velocidades y diferentes direcciones, que es la que sin lugar a dudas, origina en términos del transito las muertes lamentables. En el Túnel de Oriente estas calamidades, a juicio de taxistas, choferes de carro particular y conductores elegidos, están sucediendo con una periodicidad monstruosa.

Otro problema que se ha identificado en el diagnóstico casual de los conductores, es el del Adelantamiento de Carriles, y lo escribo así porque se ha convertido casi en una Institución Accidental. El desespero carcome la mente de los conductores, rasga su visión del destino, se adelantan y se exponen a perder la mismísima vida, simplemente por querer romper los protocolos o el afán de ir más rápido que el carro que los precede; recordemos que en el Túnel de Oriente los carros transitan a una velocidad de 60 kilómetros por hora.

La última queja está relacionada con que se pierde la señal en el túnel (incomunicados) y la otra es con respecto al horario, hasta el momento sigue restingido hasta las 9:00 p.m. (pues pronto el Túnel de Oriente tendrá una operación de 24 horas), sin duda es importante que se solucione el problema de conectividad inalámbrica, pues bien sabemos que nos puede servir mucho poder escribir en redes en caso de una emergencia o de un accidente en el trayecto. No se sabe qué tan conveniente sea con todos estos indicadores de accidentalidad, que el Túnel de Oriente tenga una operación de 24 horas diarias.

 

 

Deja un comentario

Relacionado

Imperdonable atropello en contra el patrimonio y la historia

Profundo dolor de patria e intensa ira siento al contemplar la imperdonable masacre que se realizó en el sagrado recinto del Honorable Concejo, olvidando toda la historia y pisoteando el extenso patrimonio socio cultural de la ciudad. Y como una burla a la crítica situación económica del pueblo, despilfarramos los dineros públicos irresponsablemente con la […]

pacientes con COVID-19 fueron trasladados por la Fuerza Aérea desde Rionegro, hacia Bogotá

En una nueva misión humanitaria, su Fuerza Aérea Colombiana trasladó a tres pacientes con COVID-19, en esta ocasión, provenientes de Medellín, Antioquia, hacia Bogotá; el avión C-295 despegó desde el Comando Aéreo de Transporte Militar, para socorrer a dos hombres y una mujer. Gracias a la coordinación realizada entre las gobernaciones de Antioquia y Cundinamarca, […]