En la Verbena, Rionegro a la carta

Hablando con Catalina Mejía y Sandra Zuluaga, socias fundadoras de este establecimiento rico en Arte, Gente y Café, todo en un solo sitio, nos cuentan que: “La Verbena nace de un sueño de juventud, siempre pospuesto por falta de oportunidad, de dinero y de las condiciones favorables.

Después de un tiempo de estar muy inconformes con la falta de espacios para la cultura en el municipio y de sentir que por parte del ente responsable del área no había preocupación por solucionar la situación, decidimos aventurarnos y hacerlo nosotras mismas. El objetivo era, y sigue siendo, que los artistas y los públicos de Rionegro y de los municipios vecinos tengan un espacio de encuentro para la construcción colectiva, para la puesta en común de los proyectos y propuestas creativas, para pensarnos como agentes y gestores culturales y que pudiera además, reforzar los referentes de identidad de los rionegreros, sin dejar de lado por supuesto que tenía que ser un espacio sostenible económicamente y que nos permitiera vivir de lo que nos emociona. Pensando entonces en cómo aportar al crecimiento artístico, cultural y social del municipio, aparece la idea de usar para los productos ofrecidos en nuestra carta, nombres que remitan a lugares, personas y cosas que son, en su mayoría, fácilmente relacionados con nuestra región: las veredas, los barrios, los artistas y hasta los  personajes del pueblo aparecen nombrados en nuestra carta, con el ánimo de desautomatizarlos, nombrarlos en otro contexto, y reconocernos en esos nombres como rionegreros”.

Es así como usted puede ir a disfrutar de los eventos culturales que ofrece el lugar y hacer su pedido a la carta. Quizás desee que le preparen un suculento menú, deliciosa forma de conocer la historia, los lugares, los artistas y personajes de nuestro amado Rionegro.

Este es un breve ejemplo de lo que encontrará allí:

Nuestros cafés, nuestras veredas:

-El Carmín: (Café americano) Extracción de café, agua

-Barro Blanco: Extracción de café, leche caliente, etc.

Nuestras bebidas, nuestras voces indígenas:

-Tahamíes: Almibar de fresa y mora con hierbabuena

-Quiramas: Jengibre hierbabuena y limón.

Nuestras comidas, nuestros barrios, sitios históricos, nuestras mujeres, nuestros artistas.

Lo invitamos a degustar un rico crepes, Casa de la Convención (Pollo en trozos salteado con champiñones en salsa de la casa…)

Qué tal las pizzas artesanales:

-Lázaro:  Jamón y queso

-Camarada: Albahaca tomate y queso, o quizás desee deleitarse con Shakira, nuestra gran ingeniera y auditora del pueblo: Pimentón, aceituna, maicitos y queso, y así sucesivamente.

En una visita que hicimos al lugar, escuchamos como liquidaban majestuosamente las cuentas:

“Dos Arepas San Antonio (arepa con hogao), una Santa Ana (arepa con hogao y carne desmechada), un café Barro Blanco, un colibrí (limonada de mango biche), un Ricardo Rendón Bravo (una entrada) y una cervecita (que no falte) que por supuesto, ya traía su nombre en honor a la fauna… ¡adivina cuál!. Es a groso modo el consumo que hicieron algunas de las personas que allí estuvieron y que jamás olvidarán que sus gustos gastronómicos, también son el patrimonio, los lugares y emblemas representativos de Rionegro.

Queremos a través de esta nota, reconocer la labor de aquellas personas, establecimientos y entidades que en medio de su arduo que hacer, exaltan los valores culturales, sociales y artísticos de nuestro municipio.

Por: MaraAbad

 

Deja un comentario

Relacionado

¿Qué pasa con los Concejos de Rionegro?

Una de las causas de las decisiones erradas adoptadas por las administraciones, es que las mayorías en el concejo no realizan el debido control político y los debates correspondientes; y que además, violentan normas constitucionales y legales para sacar adelante los caprichos de los alcaldes, como fue el caso del Tren Ligero de Rionegro, donde […]