La comunidad espera un concejo responsable y dinámico

Bienvenidos los integrantes del nuevo Concejo de Rionegro. La ciudadanía, sin distingos de ninguna índole, considera que ustedes van a desarrollar una tarea de envergadura y responsabilidad, porque entiende que ninguno puede ser inferior al cargo que la misma ciudadanía les ha confiado.

Los concejales tienen gran responsabilidad ante el pueblo, elector primario que los llevó a esa corporación como sus representantes.

La ciudadanía de Rionegro quiere que sean más que concejales, HONORABLES en el más amplio y hermoso sentido de la palabra. Que tengan a Rionegro y a sus gentes como un verdadero compromiso y que ejerzan sus altos cargos cumpliendo una función política sin egoísmos, sin zancadillas a la ciudad, mirándola de frente y anteponiendo el sentimiento colectivo a cualquier ambición de carácter personal, sin rastrear dádivas que puedan derivarse de ninguna intervención delictiva y amañada.

El pueblo ejercerá sobre los concejales permanente vigilancia y la auditoría que está llamado a desarrollar en bien de nuestra ciudad.

Si el Concejo legisla para el municipio, la ciudadanía debe también participar activamente en los procesos en donde se discutan los proyectos de acuerdo y debe asistir a sus deliberaciones para opinar sobre lo que se está tramitando en el Concejo.

Deseamos que el nuevo Concejo trabaje en plena armonía con la administración municipal para que Rionegro pueda retomar|| el perdido cauce de transparencia, trabajo, honestidad y buena gestión administrativa. La politiquería parece haber interrumpido el proceso de desarrollo que traía Rionegro. No basta un buen alcalde; el Concejo debe coadyuvar positiva y francamente con las labores del plan de gobierno que el pueblo de Rionegro seleccionó con el mejor de los candidatos y el más atractivo de los programas que se le ofrecieron.

Para la ciudad es importante tener un Concejo de sano criterio, con visión de progreso, sin dejarse obnubilar de falsos espejismos. En el pasado algunos Concejos se dejaron manejar y determinaciones amañadas le han costado al municipio serios problemas, aún no cuantificados en sus alcances de daño patrimonial.

Estamos seguros que los concejales le ayudarán a Rionegro en la construcción de la consolidación de los proyectos para hacer una ciudad modelo para todo el departamento. Ojalá el Concejo labore con principios claros y consistentes, útiles para reducir la pobreza, el desempleo, la inseguridad, que adopte procedimientos y recursos para lograrlo.

No hay necesidad de que el Concejo critique por criticar como se ha hecho en el pasado con actitudes eminentemente politiqueras. Hay que buscar soluciones a los programas locales.

Rionegro necesita y merece un Concejo equilibrado, sin sectarismos, excelentemente rionegrero, dispuesto a rendir cuentas minuto a minuto, a quienes los eligieron como sus representantes. Queremos un Concejo sin rodilleras; de sano criterio, que sepa escuchar al pueblo.

Es lo menos que puede solicitarles Rionegro.

Deja un comentario

Relacionado

En Rionegro se aprueba la Política Pública de Vivienda

El Concejo Municipal de Rionegro en pleno, aprobó unánimemente el Proyecto de Acuerdo 023 que permite la creación de líneas de acción para el apoyo y la ejecución de proyectos y programas de avance social, que incluyan la construcción de 1.000 viviendas de interés social y prioritario, mejoramientos, procesos de legalización y/o titulación de predios […]