La corona cívica

Luego del triunfo patriota en Ecuador, Perú y Alto Perú, (hoy Bolivia), le otorgaron a Simón Bolívar tres coronas, las que posteriormente obsequió al mariscal Antonio José de Sucre.

La que concedió el pueblo Inca en Cuzco, Sucre la regaló al pueblo bogotano, acompañada con el manto de Atahualpa,  y hoy se conservan en el Museo Nacional.

Una segunda corona fue entregada en Cochabamba, en esta ocasión Sucre la llevó a suelo venezolano, más precisamente a su natal Cumaná.

La tercera corona la recibió Bolívar en La Paz, el 18 de agosto de 1825; en esta ocasión el Mariscal Sucre la puso en las sienes de José María Córdova, el héroe que se inmortalizó en la victoria de Ayacucho. Córdova decidió que su corona pasara a ser propiedad de la municipalidad de Rionegro, en representación del pueblo.

Así decidió encomendar a uno de sus militares de confianza para que trajera a la ciudad el regalo, dadas las responsabilidades que aun demandaban la presencia de Córdova  en Bolivia. El traslado lo realizó Nicolás Caicedo, capitán payanés, quien orgulloso de su misión recorrió miles de kilómetros con el tesoro a cuestas, atravesando los desiertos y las escarpadas montañas andinas.

La corona reposó los primeros días en la casa de su madre, hasta el día en que anunciaban la salida de la preciada joya hacia el cabildo municipal. Fue llevada en los brazos de la niña Ana María Quijano, quien portaba un traje de princesa Inca y era sobrina del héroe.



Alcaldes y concejales estuvieron a cargo de su protección. Personajes como José María Uribe, Pascual Uribe Ruíz, don Fidel Cano, (padre del periodismo nacional), y Wenceslao Lince Sáenz, fueron entre otros sus guardianes.

Fundado el Banco de Oriente, se decidió exhibirla en una urna para el disfrute de todos. Durante la segunda mitad del siglo XX pasaron las acciones del banco al naciente Bancoquia, que custodió la joya hasta 1999, cuando el Banco Santander adquirió la operación de Bancoquia; entonces fue entregada la corona a la Alcaldía Municipal, dejándola en una caja fuerte ubicada en el Museo de Arte Religioso de la Catedral.

Por: Carlos Andrés Zuluaga Marín

 

Deja un comentario

Relacionado

Integrantes del Eln se desmovilizan en Chocó

Boletín Informativo En desarrollo de una operación militar, enmarcada dentro del respeto por los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, se realizó el transporte vía aérea de cuatro integrantes del Eln, quienes se presentaron de manera voluntaria para acogerse al proceso de desmovilización. En un helicóptero UH-60 de la Fuerza Aérea Colombiana fueron transportadas […]

Proyecto Hidroeléctrico Ituango inicia el ingreso de los primeros transformadores de potencia a su casa de máquinas

Boletín Informativo Se registró un nuevo hito en el avance y desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Ituango, con el inicio del ingreso de los transformadores que hacen parte del sistema de generación de energía y que marcan otro paso fundamental en el montaje de los equipos de las unidades en casa de máquinas. Este proceso que […]