La pandemia comercial y la concertación de las medidas

En marzo del año 2020 empezó lo que para muchos ha sido la pesadilla más dura que ha vivido, un problema que generó más de un millón de muertos en el mundo, millones de puestos de trabajo perdidos, miles de empresas en quiebra, Estados improvisando medidas con la intención de mitigar el daño que genera el avance de la pandemia por el covid-19; ya van 10 meses de esto y la verdad no se ve luz al final del túnel.

Se suponía que el primer confinamiento estricto era el momento para preparar el sistema sanitario frente al devenir normal de la enfermedad, donde se incrementaría la capacidad UCI, para lo que sería el próximo pico de la pandemia en la región, resulta que este ya llegó, y al servicio en salud no se le invirtió adecuadamente los recursos necesarios para tener un sistema sanitario que tuviera la capacidad de responder a la demanda que las fiestas decembrinas iban a traer.

Es por eso que las instituciones estatales acuden una vez más a medidas estrictamente policivas, basados más en el instinto, que en cifras estadísticas o de base científica; sin duda la vida de las personas está por encima de la economía, pero últimamente se han venido tomando medidas como: restricción de horarios, toques de queda en las noches, pico y cédula, acciones que al fin y al cabo aporrean la economía de los más vulnerables, pequeños y medianos negocios que se han visto obligados a declararse en quiebra por el pago de arriendos, servicios públicos, impuestos, nóminas, entre otros. Sumado a esto se encuentran las economías informales que dependen de como el turismo, el gastronómico y las zonas comerciales, para realizar sus actividades y poder subsistir; mientras que las cifras de contagio siguen subiendo, cuestión que nos permite formular la siguiente pregunta: ¿son efectivas esas medidas tomadas por nuestro gobierno?

Hoy los comerciantes están empezando a salir a las calles a reclamar su legítimo derecho al trabajo, derecho que ha sido restringido por más de 10 meses, ahora que se estaba empezando a ver una pequeña recuperación, regresaron los miedos que ya se tenían, muchos endeudados hasta el cuello, los diferentes negocios prendidos de un hilo antes de cerrar sus puertas; ahora, en Rionegro no podemos escudarnos en las medidas tomadas a nivel departamental, tenemos que generar una mesa de diálogo con los comerciantes del municipio, donde se concerte diferentes medidas de alivio a sus situación.

Rionegro representa el 31,89% de la participación empresarial del Oriente Antioqueño, para el año 2019 contaba con 6.287 empresas y para el año 2020 con 5.583, lo que demuestra una disminución del 11,20% en la densidad empresarial; las microempresas según un estudio de la Cámara de Comercio son las más afectadas por la emergencia sanitaria, ya que para el año 2019 estaban creadas 5.690y para el año 2020  el mismo dato constaba de 4.921 microempresas, lo que representa una reducción del 13,52%. Dato importante a tener en cuenta, ya que las microempresas traen como ventaja la dinamización de la economía, la generación de empleo y la inclusión del trabajo familiar debido a que estas surgen de nuevos emprendimientos que requieren de programas y políticas de los gobiernos que ayuden al fortalecimiento y sostenimiento de las mismas.

Propongo una mesa integrada por la Administración Municipal, Concejo Municipal, Cámara de Comercio, representantes de las agremiaciones de comerciantes de Rionegro donde se llegue a incentivos concretos y ayudas reales, para que no se quede solo en promesas y palabras bonitas para los medios.

Por: Fernando Valencia Vallejo. “Tola”
Concejal de Rionegro 

Deja un comentario

Relacionado

Rionegro primero y Rionegro después

Don Ernesto Tobón, es sin duda uno de los rionegreros que más profesó auténtico amor por su pueblo. Entre los diferentes cargos en que se desempeñó, se le recuerda sobre todo como ese destacado personero y custodio del archivo municipal. Los Tobón de El Tablazo fueron descendientes de poetas, artistas, agricultores y educadores. Entre los […]

Comfenalco Antioquia tiene más de 770 vacantes de empleo

Boletín Informativo  La Agencia de Gestión y Colocación de Empleo de Comfenalco Antioquia tiene vacantes en el Valle de Aburrá, Oriente, Occidente, Urabá, Suroeste, Nordeste, Magdalena Medio y Bajo Cauca. En total hay 776 oportunidades para bachilleres, técnicos, tecnólogos y profesionales.   En Oriente hay 220 ofertas laborales para desarrolladores de software, agentes de soporte, guardas de […]