Nuevo edificio de laboratorios en la UPB fortalecerá investigación en Colombia

222 m2 en función de un aporte a la ciencia, tecnología e investigación de la región y del país.

 Inversión de 41 mil millones de pesos entre construcción del edificio y el traslado y puesta en funcionamiento de equipos ya adquiridos previamente por la UPB.

 Apuesta de la UPB para fortalecer la relación Universidad – Empresa – Estado en Antioquia y Colombia y su proyección en el mundo.

El nuevo edificio le apunta a obtener certificación LEED como construcción sostenible.

La Universidad Pontificia Bolivariana presentó ante la ciudad y la comunidad científica de la región y del país su nuevo edificio de laboratorios, una construcción de 7.222 metros cuadrados con el que la UPB aportará a la competitividad en Colombia a través de la inversión en ciencia, tecnología e innovación. Esta construcción se adelantó con recursos propios y con el apoyo financiero del Ministerio de Hacienda y Crédito Público a través de Findeter.

Con este nueva infraestructura, que consta de 67 laboratorios distribuidos en seis pisos, la Universidad Pontificia Bolivariana fortalecerá su investigación en múltiples campos científicos de alta complejidad y competitividad estratégica tales como:  microbiología, celulosa bacteriana, absorción atómica, cromatografía, olfatología, gravimetría, análisis de alimentos y agroindustria, ergonomía y salud en el trabajo, bioingeniería, espectrometría, análisis térmico, biotecnología, análisis ambiental, alta tensión, circuitos eléctricos y electrónicos, fotónica, química y física textil, radio redefinición por software, ingeniería de tejidos, entre otros.

Al soportar equipos y procesos que requieren altos estándares de seguridad y requerimientos técnicos especiales en iluminación, humedad, manejo de gases y zonas estériles, la construcción de esta obra requirió, entre otros datos de los recursos utilizados, 350 metros lineales (ML) de tubería de agua helada, 766 metros lineales de tubería de aguas residuales, 375 metros lineales de tubería de aguas lluvias, 3.000 de tubería de agua potable, 1.500 metros lineales de tubería de agua destilada, 220 de malla puesta a tierra, 723 lámparas LED, 1.059 metros lineales de fibra óptica y 182 metros cuadrados de paneles solares

Además, el edificio cuenta con paneles solares que alimentan el circuito eléctrico, iluminación LED certificada, sistema de aire acondicionado eficiente con el uso de un sistema de agua helada, uso de agua lluvia para las unidades sanitarias y griferías de bajo consumo, entre otros aspectos. Estas cualidades buscan cumplir con todas las normativas de edificaciones sostenibles con las que la UPB le apunta a su certificación como una construcción ambientalmente amigable ante el LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) de los Estados Unidos.

Ciencia colaborativa, la esencia de este edificio de laboratorios

Producto de un trabajo colaborativo desde la ciencia, la tecnología y la innovación, la Universidad Pontificia Bolivariana ha obtenido, hasta la fecha, el registro de 14 patentes de invención, además de múltiples proyectos en todas las áreas del saber que se enfocan en resolver problemas de la sociedad.

“El ordenamiento espacial del nuevo edificio obedece a la agrupación por procesos en los laboratorios de ingeniería para una mejor optimización de recursos, reuniendo equipos, insumos e investigadores comprometidos con la docencia y la transferencia de conocimiento”, afirma el Pbro. Julio Jairo Ceballos, Rector General de la Universidad Pontificia Bolivariana. “En la UPB entendemos el trabajo de la ciencia como el fortalecimiento de una idea integral, y la promovemos a través de este nuevo espacio de ciudad y de país, mediante una arquitectura sostenible y socialmente responsable con la economía y el medio ambiente”. 

Los laboratorios están concebidos como unidades multidisciplinarias, para que en un solo espacio se reúnan diversas facultades para promover el intercambio de conocimiento y el aprovechamiento de recursos. Por ejemplo, los laboratorios de nanotecnología pueden ser aprovechados desde lo textil, la agroindustria, la arquitectura, la aeronáutica, entre otras áreas, otorgándole un componente más democrático a la ciencia.

De igual forma, el nuevo edificio de laboratorios de la UPB reunirá simultáneamente estudiantes de pregrado o maestría con estudiantes de doctorado en espacios sectorizados de acuerdo con la complejidad de los procesos para lograr un ciclo completo en la labor de docencia con énfasis en investigación por la que promulga la Universidad.

Además, el edificio acogerá a los 90 grupos de investigación de la Universidad Pontificia Bolivariana en Colombia, 77 de estos clasificados por Colciencias. De igual forma, este es un espacio pensado también para las empresas y para los semilleros de investigación de los estudiantes de pregrado, donde podrán trabajar de la mano de investigadores bolivarianos con herramientas sofisticadas y actuales para el desarrollo de proyectos que dinamicen la producción científica de la región y del país, fortaleciendo la relación Universidad-Empresa-Estado.

La UPB le apunta a disponer de un edificio con altos estándares de seguridad, comodidad y rigurosidad científica para aportar desde su misión con la docencia y el aprendizaje, a un país más competitivo desde la inversión en ciencia, tecnología e investigación.

 Edificio de Laboratorios Monseñor Félix Henao Botero

Monseñor Félix Henao Botero, más conocido como “Moncho”, fue el segundo rector de la UPB entre 1941 y 1974, siendo rector durante 33 años. En sus inicios, la Universidad Pontificia Bolivariana fue parte activa del desarrollo industrial de Medellín y del país, sobre todo en campos como la ingeniería eléctrica y la ingeniería química.

Monseñor Félix Henao leyó esa coyuntura y analizó siendo rector cómo responderle a la sociedad estas necesidades, creando la primera facultad de Ingeniería Química, en ese entonces llamada Química Industrial. De igual forma, creó las facultades de ingeniería eléctrica, electrónica y mecánica. Fue un rector que le puso mucho interés a los desarrollos tecnológicos que podían surgir desde una universidad y entendió la importancia de los laboratorios como complemento práctico y experimental de la ciencia que surgía de la Universidad Pontificia Bolivariana. Es por eso que la UPB rinde homenaje nombrando este edificio como Monseñor Monseñor Félix Henao Botero.

 

Deja un comentario

Relacionado

UNAL

Hoy hace 153 años se fundó la Universidad Nacional de Colombia

Una fecha como hoy en la historia: 22 de septiembre de 1867, se fundó la Universidad Nacional de Colombia tras la promulgación de la Ley 66 de 1867, conformando inicialmente las facultades de Derecho, Medicina, Ciencias Naturales, Ingeniería, Artes y Oficios, Literatura y Filosofía. Este proyecto de universidad pública estatal, tiene su origen en la […]

Cae banda delincuencial dedicada al hurto en los ejes viales del Oriente Antioqueño

Boletín Informativo La Policía Nacional en el marco del Plan Choque ´Construyendo Seguridad´, con sus unidades policiales del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, capturaron en las últimas horas a 5 personas entre los 21 y 32 años de edad, que habrían hurtado a unos ciudadanos en la vía que conduce del municipio de […]

“Lugares en la Memoria”. Proyecto que busca rescatar colecciones fotográficas de Rionegro

La memoria colectiva permite la recuperación del tejido social de una comunidad, y a su vez, la generación de una identidad local. ¿Quienes son los gestores de este proyecto? “Somos un grupo de jóvenes universitarios interesados en destacar las memorias y aspectos identitarios locales en los habitantes del municipio de Rionegro, mediante la evocación del […]