Rionegro en la historia.

Por Jairo Tobón Villegas.

Hace 224 años nació Liborio Mejía Abogado, catedrático, militar, traducto. Presidente mártir de Colombia a sus 24 años.

Liborio Mejía Gutiérrez, nació en Rionegro el 23 de julio de 1792 en la casa situada en la calle 47, antigua Calle Real, que hoy recuerda su nombre, cuando no se había semiderruido para dar paso a la Avenida de los Estudiantes o carrera 50.

La casona estaba construida en tapia pisada, con patio amplio, siempre florecido de camelias, rosas y azaleas, rodeado por los anchos corredores que lo en marcaban junto con los dormitorios en galería, donde se acomodaban los moradores del hogar.

Liborio Mejía fue hijo de José Antonio Mejía Vallejo y de María Gutiérrez, distinguidas familias rionegreras que se destacaron por sus servicios a la comunidad. Los Mejía Vallejo fueron rionegreros ilustres por cuyas venas circuló la misma sangre de quien sería el presidente más joven de América: Liborio Mejía, el mismo que llegaría muy alto, tan alto como su gesto rebelde y patricio que lo llevaría a su desdichado sacrificio por defender la patria oprimida.

Bella sucesión de hechos vivió Rionegro antes del nacimiento de Mejía, que marcaron el inicio de su camino hacia el sacrificio, la gloria, el patriotismo y la libertad.

Realizó Liborio sus estudios primarios en la escuela pública de Rionegro, en donde compartió aulas con los hermanos Salazar y Morales. Luego se graduó de abogado en el Colegio de San Bartolomé, en la capital del virreinato de la Nueva Granada, donde tuvo como compañeros de estudios a Francisco de Paula Santander, a Custodio García Rovira, quienes más tarde, como él, ocuparían la presidencia de la nación.

Al regresar a Antioquia fue nombrado Rector del Colegio Provincial, que más tarde sería la Universidad de Antioquia. donde dictó clases de filosofía, idiomas y otras materias.

Con la llegada del sabio Francisco José de Caldas a Antioquia, Mejía lo acompañó, gracias a sus conocimientos de ingeniería, a reforzar el paso de Bufú, rio Cauca, para defender nuestro territorio de las fuerzas españolas.

Adhirió a la causa de la independencia y marchó al sur del país con los batallones antioqueños que buscaban la libertad el 21 de agosto de 1813 en el primer contingente de rionegreros comandado por José María Gutiérrez y segundo lugar de Liborio Mejía a quien las tropas le van conociendo su temple de verdadero patriota y su liderazgo intelectual y militar.

Se unió al General Antonio Nariño en la lucha independentista y participó en importantes enfrentamientos contra las tropas realistas que superaban a las patriotas en hombres y armamento.

Participó en los combates y batallas de Buesaco, Juanambú, Palacé y otras y vencieron en Tacines, donde murió gloriosamente Baltazar Salazar y Morales, abanderado rionegrero. Mejía fue figura destacada en la batalla de El Palo, en la cual también intervino con las fuerzas patriotas el joven militar rionegrero, entonces teniente José María Córdova.

Cuando el General Antonio Nariño cayó prisionero, el Doctor José Fernández Madrid asumió las riendas del poder, pero renunció pronto. El Congreso, reunido en Popayán, nombró Presidente a Custodio García Rovira y Vicepresidente al Coronel Liborio Mejía, quien ante la renuencia de García a tomar posesión, aceptó convertirse en Presidente de la Nueva Granada, a sabiendas de que eran pocas las esperanzas de triunfar.

Tomó el mando de la Nueva Granada el coronel Liborio Mejìa, con apenas 24 años, prometiendo, antes de claudicar, llegar al sacrificio enarbolando las insignias patrias.

Continuó la guerra contra los españoles, pero fue vencido en la Cuchilla del Tambo el 30 de junio de 1816 y lo tomaron prisionero en la batalla del río La Plata, Huila, el 10 de julio de 1816, cuando apenas se desempeñó como Presidente de la Nueva Granada, durante 18 días. Fue trasladado a Santafé de Bogotá en medio de humillaciones y el Comandante realista Pablo Morillo, en Santafé de Bogotá, ordenó que lo fusilaran junto con otros patriotas más, el 3 de septiembre de 1816; sus bienes, así como los de su familia en Rionegro le fueron confiscados.

Fue corta la vida de este infatigable patriota rionegrero, que todo lo ofrendó para buscar la libertad de América. Hizo brillante carrera militar y se mostró como dirigente inteligente, sereno, valeroso y patriota.

Evocamos su altiva figura nacionalistas en esta fecha, cuando se cumplen 224 años de su nacimiento en esta ciudad.

El próximo 3 de septiembre recordaremos con tristeza los doscientos (200) años de la muerte del presidente mártir Liborio Mejía. Esté atento a la programación especial para ese día.

 

Deja un comentario

Relacionado

Cornare más cerca de la comunidad

La Corporación Autónoma Regional Rionegro – Nare, Cornare, para mayor comodidad de los usuarios del Oriente Antioqueño y los visitantes del Parque Comercial Jardines de Llanogrande, ubicado en Rionegro, abrió el 10 de septiembre, un nuevo espacio para atención. En este Stand,  podrán obtener información sobre trámites de la Corporación y conocer productos de los […]

Con nueve acuerdos aprobados, Concejo Municipal clausuró sesiones extraordinarias

Según el boletín informativo del Concejo Municipal, en compañía del alcalde Rodrigo Hernández Alzate, los concejales y concejalas de la ciudad clausuraron las sesiones extraordinarias este 16 de septiembre, citadas por el decreto 263 del 19 de agosto de 2021. “Luego de sus pertinentes intervenciones y posiciones concluyeron de manera favorable los nueve proyectos de […]

Comfama siempre presente

Después de un largo tiempo de receso por motivos de la pandemia, Comfama de nuevo fortalece los lazos de amistad y colegaje con los medios de comunicación del Oriente Antioqueño. En un desayuno de trabajo que ofreció dicha entidad, promovió la unión, e invitó a los medios a ser parte de este gran conglomerado, y […]