Rionegro primero y Rionegro después

Don Ernesto Tobón, es sin duda uno de los rionegreros que más profesó auténtico amor por su pueblo. Entre los diferentes cargos en que se desempeñó, se le recuerda sobre todo como ese destacado personero y custodio del archivo municipal. Los Tobón de El Tablazo fueron descendientes de poetas, artistas, agricultores y educadores. Entre los que se cuenta a Juan Cancio Tobón, su tío y maestro, pupilo también suyo fue el gran Baldomero Sanín Cano.

Durante la Guerra de los Mil Días se desempeñó como capitán del ejército liberal, condecorado por el mismo General Rafael Uribe Uribe y Benjamín Herrera, gracias a sus labores de inteligencia en territorio panameño.

Auto caricatura de Jairo Tobón V. a sus 15 años.

Tras su retorno a Rionegro se hizo propietario de aquella vieja imprenta Washington Iron Hand Press, con ella dirigió y publicó varios números del periódico “La Mañana”. Es por este tiempo, entrados los 30, cuando el niño Jairo Tobón Villegas ingresaba al mundo de la tinta y los linotipos.

Desde tempranas horas de la mañana comenzaba la rutina. A Jairo le tocaba ir acomodando las galeras, mientras su padre iba preparando los rodillos de impresión. Allí “rebrujaba” toda clase de márgenes y tipos curiosos. Me contaba en alguna ocasión el Maestro Tobón, entre otras tareas encomendadas por su padre, era que luego de terminar labores de prensa, cuidara la casa de la Convención. La recompensa era una grande y jugosa chirimoya del árbol que por mucho tiempo dio sombra en el solar.

Desde esta época iba naciendo EL RIONEGRERO, puede ser que este muchacho tuviera en su destino vivir y sortear otras aventuras durante su vida. Ser partícipe y testigo de esa convulsionada Bogotá de mediados del siglo XX, para luego regresar a su Rionegro amado e iniciar con este proyecto periodístico.

Ya en los ochenta había desaparecido “La Nueva Mañana”, el último de los periódicos de aquel movimiento intelectual Rionegrerista. La ciudad se quedaba sin un medio informativo que continuara transmitiendo el acontecer del pueblo.

Fue así como el Maestro abandonó las columnas y caricaturas que publicaba en El Mundo, para fundar EL RIONEGRERO. “Un nombre que encajaba todos mis afectos por la ciudad natal”.

El 12 de mayo de 1981 salía el primer número a la calle, impreso en la editorial Uryco; fueron mil ejemplares, para su momento, el mayor tiraje en medios informativos regionales. Este nuevo periódico de tamaño tabloide, elaborado en esa misma prensa donde aprendió con escasos 8 años.

28 anunciadores apoyaron la primera edición, la cual se agotó al día siguiente: Calzado Lya, Foto Minuto, Farmacia Popular, Dismacor, Doctor Guillermo Orozco, Vidriería Mejía, entre otros que continuaron siendo fieles durante muchos años más.

40 años donde seguimos sólidos a los objetivos y principios de Libertad, Igualdad y Democracia, bajo el lema de RIONEGRO PRIMERO Y RIONEGRO DESPUÉS.

Por: Carlos Andrés Zuluaga Marín

Deja un comentario

Relacionado

Comfenalco Antioquia tiene más de 770 vacantes de empleo

Boletín Informativo  La Agencia de Gestión y Colocación de Empleo de Comfenalco Antioquia tiene vacantes en el Valle de Aburrá, Oriente, Occidente, Urabá, Suroeste, Nordeste, Magdalena Medio y Bajo Cauca. En total hay 776 oportunidades para bachilleres, técnicos, tecnólogos y profesionales.   En Oriente hay 220 ofertas laborales para desarrolladores de software, agentes de soporte, guardas de […]

La información como bien común

En el siglo I ya existía la costumbre en Roma de fijar en el foro el Acta Diurna, en la que se informaba a los ciudadanos de las cosas de interés que habían sucedido y de las que iban a pasar en breve, los diarios han sido el principal medio de difusión al que se […]