Rionegro, Rionegro, Rionegro

Editorial, 12 de mayo de 1981

La prensa es necesidad de pueblos que pretenden fortalecimiento de sus instituciones y ensanche de sus iniciativas. La acción periodista es constructiva porque lleva al conocimiento exacto de su fin.  Así, países civilistas y civilizados proporcionan al periodismo facilidades y oportunidades para el mejor cumplimiento de su misión, encaminada al bien común y a purificar prácticas sociales.

Al comenzar esta compleja labor periodística  en favor de Rionegro, nos sentimos animados por los más vivos y nobles sentimientos. Hay en nosotros ancestro digno y desinteresado de servicio a la ciudad amada.

Lucharemos por el mejoramiento de Rionegro en todos los campos posibles; mantendremos línea de crítica independiente, invariablemente inspirada en el beneficio público. Divulgaremos los problemas, angustias y requerimientos de la comunidad, practicando el periodismo investigativo para lograr justo equilibrio y acertado juicio. Estaremos al lado de quienes tengan fé en Rionegro y sus hombres y quieran trabajar por el bien común, sin egoísmo ni envidia. Queremos llevar a cabo activa labor social y cívica, animando obras que lo merezcan, pero censurando ideas o realizaciones contrarias o inconvenientes a la comunidad. Rionegro primero. Y Rionegro después.

Cuando se trate de defender o impulsar los derechos e intereses comunitarios, en forma decidida y franca abordaremos temas que causarán escozor, inquietud y aún resentimiento.

Existen principios morales que es necesario reivindicar a inculcar a la juventud; se requiere crear en ella una conciencia eminentemente cívica. Se hace imprescindible relievar los valores rionegreros del pasado y del presente. Queremos que “El Rionegrero” sea vocero de los anhelos, inquietudes y necesidades de la ciudad. A Rionegro le llegó el progreso y se produjo cataclismo aún no suficientemente valorado. La ciudad no estaba prevenida. Nadie imaginó los nuevos y amargos problemas que ahora llegan con la fuerza y proyección de alud, ofreciendole un presente confuso.

Rionegro tiene derecho, por tradición, a ocupar sitio destacado en el país. Deseamos aferrarnos entrañablemente a la ciudad, para que cada uno de nuestros lectores, se sienta representado por este periódico digna y honestamente.

Anhelamos que por el bien de la ciudad, a su alrededor se nos unan los valores destacados, como motores de acción esforzada y nítida, que nos permita recuperar para ella la categoría de reconocido privilegio que mantuvo durante largos años.

Con libertad, ajustada a estrictas normas de veracidad e imparcialidad, abrimos generosamente nuestras páginas a los buenos hijos de Rionegro.

Tobón Villegas, Jairo. (12 de mayo de 1981). Rionegro, Rionegro, Rionegro. Periódico El Rionegrero, pp 03. 

 

 

Deja un comentario

Relacionado

En Rionegro se aprueba la Política Pública de Vivienda

El Concejo Municipal de Rionegro en pleno, aprobó unánimemente el Proyecto de Acuerdo 023 que permite la creación de líneas de acción para el apoyo y la ejecución de proyectos y programas de avance social, que incluyan la construcción de 1.000 viviendas de interés social y prioritario, mejoramientos, procesos de legalización y/o titulación de predios […]