0 0
Read Time:2 Minute, 53 Second

Nació en Rionegro el 3 de Mayo de 1920 en el hogar de Juan Antonio Murillo Roman y Eva Villada.

Juan Antonio estudió hasta cuarto de bachillerato en el Liceo José María Córdoba, y concluyó su secundaria en el Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia. Estudió Derecho en la Universidad Libre de Colombia en Bogotá, con una beca obtenida por concurso de méritos y se graduó con honores con una tesis laureada sobre “Delitos contra El Estado”.

Su vida profesional la repartió entre la judicatura como Fiscal y Juez Quinto Superior de Medellín; el foro, con el ejercicio como abogado en el área penal por más de 35 años, y la cátedra, como profesor en las Universidades de Antioquia, de Medellín y Autónoma Latinoamericana, de la que fue uno de sus fundadores y primer presidente. Regentó las cátedras de Ciencias Políticas, Derecho Penal General, Derecho Procesal Penal y Filosofía del Derecho.

En la política, se destacó defendiendo las banderas del Partido Liberal, en cuya representación llegó al Senado de la República en tres periodos no consecutivos asi: 1958-1962, 1962-1966 y 1974-1978. También fue elegido por varios periodos como concejal de municipios como Itagüí, y, especialmente de su ciudad natal Rionegro a la que amaba con todo su ser, y a la que dedicó gran parte de su vida pública contribuyendo a su progreso y desarrollo.

El Doctor Juan Antonio Murillo fue elegido como Presidente del Senado de la República en 1961, siendo hasta la fecha el único rionegrero en haber alcanzado esta máxima dignidad.A pesar de ello sostenía: “… Es más honroso para mí, ser concejal del municipio de Rionegro, que ser Senador de la República de Colombia..”. Tal era su amor por su tierra natal.

Fue autor y promotor de la que se convertiría en la ley 91 de 1961 expedida con motivo de la conmemoración del primer Centenario de la Constitución de 1863, redactada y expedida en la Casa de la Convención de Rionegro. Esa ley es de capital importancia pues está vinculada a la transformación y progreso de Rionegro con obras públicas y de fomento, obras educativas y sociales que aún perduran y son motivo de orgullo para los ciudadanos del terruño.

El doctor Murillo Villada fue un humanista preocupado por el hombre y sus necesidades de vida como la salud, educación, organización familiar y adaptación a los avances del progreso. Sostenía lo siguiente:

“… He considerado que nuestro deber es vivir siempre al compás del progreso, del cambio, de las transformaciones necesarias para las múltiples formas, siempre nacientes en las nuevas modalidades colectivas de vida, de modo que comprendan más educación, más salud, más esparcimiento, mejor organización familiar, más trabajo bien remunerado, menos miseria, menos enfermedad, menos pesimismo. Más fe en el futuro, más justicia distributiva para todos los integrantes de la comunidad.”.

Se inclinó siempre hacia la defensa de los humildes, de los pobres, de los perseguidos, de los marginados.

Un compendio del Ideario de Juan Antonio Murillo Villada que refleja su pensamiento y filosofía de vida puede encontrarse en el libro “Encendiendo la antorcha de sus principios y valores”, obra póstuma escrita por su hijo Pedro María Murillo Giraldo y que acaba de ser presentada por su familia con ocasión del centenario de su natalicio.

El doctor Juan Antonio Murillo Villada, falleció tempranamente a los 61 años de edad, el 17 de mayo de 1981, dejando un profundo dolor en su familia, amigos y allegados.

 

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.