0 0
Read Time:2 Minute, 27 Second

Era el año 1972; primera navidad en nuevo territorio para Martha Marín y Alcira Sepúlveda. Ellas junto con otros vecinos que llegaban de diferentes lugares a hacer vida en ese asentamiento llamado El Porvenir y como homenaje a la Virgen María, decidieron que iban a encender el 7 de diciembre una velas y faroles artesanales y que cubrieran toda la cuadra, así, se reunieron varios días en la tienda de doña Martha, la primer tienda del barrio y que aún es atendida por ella, a construir los faroles. Llegó la noche de la fecha acordada y fueron puestos fuera de las casas que conformaban este pequeño sector, lo cual generó gran curiosidad para los habitantes de cuadras vecinas, que admirados, llegaban a observar lo que fue el primer alumbrado por cuadra del barrio El Porvenir.

Ya para el segundo año decidieron realizar faroles azules y blancos, imitando el manto de la Virgen María; pero un hecho llamó la atención, en otras cuadras también habían comenzado a iluminar.  Con el tiempo se ha convertido en tradición y en los años siguientes más zonas del barrio se fueron vinculando a lo que hoy se conoce como “La Fiesta de las Luces y Alumbrado Navideño Barrio El Porvenir”, que este 2020 cumple 48 años de manera ininterrumpida.

Dice doña Martha: “empezamos con unos tarritos de celofán, de papel globo, y le metimos una velita y los poníamos en el piso o los colgábamos; ese primer año, los hicimos de varios colores, todo el mundo de todas las cuadras decía; vamos a ver el alumbrado de la 63 que está lo más de bonito”. De manera humilde doña Martha no considera ser la gestora de dicha iniciativa: “ese mérito es de muchas más personas; mi anhelo, es que se pueda llegar a los 50 años de los alumbrados y que las personas más jóvenes se apersonen, para que perdure en el tiempo”.

A partir de la primer alcaldía popular, “los alumbrados” fueron más visibilizados, dado que desde la administración municipal se impulsó la iniciativa de hacer concurso por cuadras, premiando a las mejor diseñadas, ya fuera con dinero o con un “marrano”, haciéndose más evidente la creatividad en los mismos, aunque también propició discrepancias entre vecinos cuando de repartir el premio se trataba.

La tradición continúa en firme;  han variado  las formas de los faroles y  la disposición final  de los mismos: ya sea  colgados, en el piso o sobre un palo;  unos los mandan a hacer, otros los elaboran  en reuniones de vecinos; pero eso sí,  lo que no ha cambiado es el entusiasmo con que doña Martha y doña Alcira en “ la 63”   y los demás líderes del barrio en sus sectores,  planifican desde un mes antes  lo necesario para que   El Porvenir  se llene de luces y colorido como marca de identidad de un territorio que se  resignifica  en el  alumbrado del 7 de diciembre. 

Por: Marcel Darío Gómez Flórez
Docente. Municipio de Rionegro

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.