0 0
Read Time:2 Minute, 17 Second

El arte, es la expresión que se desarrolla en las diferentes formas y matices de variados colores, conjugando formas y tonos, creando el mundo mágico a través del dibujo, la escultura y la pintura.

Es la historia del talento del maestro Harold Wilson Urrea Giraldo, pintor y escultor, quien nació hace 47 años en Medellín, hijo de rionegreros, quienes vivían en la vereda Ojo de Agua.

Desde niño en preescolar se pasaba dibujando y creando su mundo mágico. A sus doce años vienen a vivir al valle de San Nicolás y es aquí donde empieza a explorar la naturaleza, según nos cuenta, ésta se convierte en un referente importante en la búsqueda de su talento que ya fluye por su imaginación y su obra que a la fecha suman más de mil.

Según su experiencia nos cuenta que maneja la técnica del óleo, acrílico y esmalte, en las cuales conjuga el estilo; pero algo muy particular es que muchas de sus obras nacen del caos, de cero como él mismo nos manifestó en esta entrevista.

Es un talento innato, creación en medio de una tela con muchos colores. En muchos casos es la búsqueda de sí mismo de la estética y lo armonioso.

Su sueño superior es ser un referente de esta generación en un futuro ya que, siempre lo han hecho así los artistas en la historia a través del tiempo.

Es importante destacar sus murales que ha pintado en diferentes municipios como: El Carmen de Viboral, Alejandría, San Luis, San Rafael,  San Carlos y Amaga, entre otros. También hizo una escultura  para la base Aérea de Rionegro.

Sus obras son reconocidas en otros países como: Panamá, México, EEUU, Brasil, Ecuador.

Detrás del maestro Harold, hay una persona muy importante quien también contribuye en la parte artística a través de la marquetería y carpintería, igualmente es el encargado de la parte  comercial , organizando exposiciones, como la que se acaba de realizar en el museo de arte de Rionegro, creando un emprendimiento artístico y cultural llamado “ARTE ORIENTE”. Un taller creativo donde la imaginación y la sensibilidad por el arte es lo que vale.

Su nombre es Alejandro Orozco Restrepo, quien nos manifestó que el amor por el arte nace propiamente desde la música ya que, por casi 25 años se dedicó a coleccionarla, su madre y sus tíos son músicos y su padre era delineante de arquitectura.

De esta manera es claro darnos cuenta que el arte se hereda. Todos los seres humanos  tenemos variedad de talentos que muchas veces no se aprovechan, pues, es hora de empoderarnos y dejar fluir ese gran potencial que hay en cada uno, construye tu propio mundo  mágico, el arte es la máxima expresión del ser humano.

Por: Luis Fernando Arbeláez Montoya

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.