0 0
Read Time:2 Minute, 27 Second

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta para el desarrollo de un territorio, es la capacidad en la prestación de los servicios públicos, Rionegro en 2017 decidió enajenar su empresa EPRIO y entregarla al grupo EPM a cambio de inversión para solucionar el rezago en la infraestructura, suplir las necesidades del aumento de vivienda con un crecimiento del 500% y mejorar la calidad en la prestación de los servicios.

En aquel entonces, Empresas Públicas de Rionegro tenía como objeto la prestación de servicios públicos domiciliarios de acueducto, alcantarillado, aseo, alumbrado público y el aprovechamiento de las basuras; muchas responsabilidades que no contaron con planificación, inversión, manejo, liderazgo y nos hizo perder la autonomía, de uno de los bienes más preciados para el desarrollo territorial:  los servicios públicos.

Es así como entregamos a EPM nuestra empresa, el activo que por años nos acompañó en la transformación de nuestro territorio a cambio de una “solución” a los problemas de calidad y cobertura en la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado y el tratamiento de las aguas residuales; $550.000.000 millones en inversión con una frase que se volvió de cajón y que nunca hemos visto materializada en las propiedades físicas del agua (color, sabor y olor).

No son muchos los cambios que se han visto en la prestación de los servicios y después de la firma de la venta entre el ex Alcalde de Rionegro Andrés Julián Rendón y en aquel entonces el presidente de EPM Jorge Londoño de la Cuesta. Rionegro recibiría una inversión en los primeros 6 meses de 225.000 millones para mejorar las propiedades del agua, inversión que no se ve reflejada en la calidad del servicio.

Algunos aspectos fundamentales que se han dado con la enajenación de la empresa de servicios públicos de Rionegro son: La pérdida de autonomía en el desarrollo del territorio a través de la prestación de los servicios públicos, ya que el indicador para EPM es el aumento de usuarios mes, lo que valida el crecimiento desaforado del municipio, el aumento desmesurado en las facturas de acueducto, alcantarillado y energía ya que lo primero que se hizo fue la actualización de las tarifas en detrimento de los usuarios y por último la pérdida de sentido de pertenencia de los servicios públicos, ya que EPM se maneja como una empresa privada y aunque los recursos naturales están en el oriente, las utilidades se van para Medellín.

Hacemos un llamado a EPM para que aporte al desarrollo de nuestro territorio, que se convierta en un aliado para la transformación, que devuelva la confianza y no se siga convirtiendo en el dolor de cabeza de todos  los habitantes sometidos a una inconformidad constante por los cobros en las tarifas; que se ponga en el lugar de las personas, queremos a EPM como el amigo y no como una empresa que solo explota nuestro territorio.

Por: Fernando Valencia Vallejo
Concejal de Rionegro 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.