0 0
Read Time:1 Minute, 43 Second

No son únicamente los falsos inválidos o personas de a pie los que extorsionan con supuestos atropellos de automóviles. También lo hacen motociclistas, quienes escogen a conductoras solas y a personas adultas mayores para lanzarles las motos y buscar un acuerdo económico inmediato. Algunos, por error de cálculo, exageran el golpe y el caso pasa al Tránsito de Rionegro.  Allí, en algunos casos, sin pruebas le dan la razón al extorsionista que atropelló en contravía y fallan  contra la víctima que tenía el respaldo del croquis, de testigos y de fotografías. Individuos ya sancionados por “auto volcamientos” originados en maniobras extorsivas fallidas son favorecidos por los corruptos del Tránsito. En esta dependencia también resultan abusos cuando los encargados de analizar las infracciones lo hacen con ridículos criterios que se desvinculan de la realidad y del más elemental conocimiento en maniobras de conducción de vehículos.

¿Cuándo veremos en nuestras calles y vías una señalización seria y eficiente que sea más visible que la que pintan en el polvoriento asfalto, invisible para los conductores que se mueven unos detrás de otros y horrible pesadilla para los visitantes?

Y que decir del avalúo de propiedades y viviendas, Catastro también despliega impericias que perjudican a muchos propietarios. La mala ubicación, pésimas condiciones y carencias de algunos servicios no los tienen en cuenta, razón por la cual algunas viviendas resultan equiparadas con otras de excelente posición y de envidiable valorización.

Las parrandas nocturnas con escandaloso volumen se están volviendo frecuentes hasta en urbanizaciones exclusivas como Gualanday, donde queman pólvora que hace huir y extraviar a las mascotas. ¿Qué razones tendrá la policía para no intervenir ni cumplir con su deber?

Con esta breve enumeración de fallas enmendables no podemos omitir una que preocupa a todos y que tiene que ver con la tardanza de la policía cuando se la requiere en caso de robo en residencias. Casi siempre llegan cuando los ladrones han huido con el botín. ¿Será que temen enfrentarse con los delincuentes?… ¡Así para que alarmas, cámaras de vigilancia y compañías de seguridad!

Por: Ramiro Ríos Rincón

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.