0 0
Read Time:1 Minute, 52 Second

Una fecha como hoy en la historia: 14 de enero de 1942, en un apartamento sin calefacción ni muebles de la ciudad de México, murió a los 59 años de edad Miguel Ángel Osorio Benítez, más conocido por su seudónimo de Porfirio Barba-Jacob.

“Con el seudónimo de Porfirio Barba-Jacob y con el de Ricardo Arenales firmó todos sus poemas. Este último lo adoptó en Barranquilla en 1906, al inicio de un largo peregrinaje que le llevó por múltiples ciudades de países de las tres Américas, y lo usó hasta 1922 cuando, en Guatemala, se lo cambió por el que conservó hasta su muerte.”

Periodista y poeta fue este polémico e influyente personaje, cuyo trabajo circundó por varios países del continente americano, alternando entre las letras su vocación y su pasión, “buen reflejo de su natural inconstancia y de su perenne ansia de renovación”.

Nacido un 29 de julio de 1883 en Santa Rosa de Osos, nordeste de Antioquia, fue maestro y fundó una escuelita campesina; la “Escuela de la Iniciación”, para después mudarse a Barranquilla (1906-1907) donde inició su carrera como poeta, allí escribió la célebre “Parábola del retorno”.

En sus viajes por México, Guatemala, Cuba, New York, Honduras, El Salvador y Perú, dejó siempre huella, tanto en el campo periodístico como en el poético, fundando y dirigiendo diferentes medios de prensa.

En México fundó la Revista Contemporánea, colaboró con las revistas El imparcial, El independiente, El porvenir y el periódico Excélsior, en Honduras fundó el diario Ideas y Noticias, en Guatemala fundó el periódico El Imparcial, en Perú dirigió el periódico La Prensa y en Colombia fue jefe de redacción de El Espectador.

Entre sus poemas, algunos de los más relevantes son: “La tristeza del camino”, “Campaña florida”, “Parábola del retorno”, “Canción innominada”, “Elegía de septiembre”, “Lamentación de octubre”, “Soberbia”, “Canción de la vida profunda”, “Balada de la loca alegría”, “Canción de la noche diamantina”, “Elegía de Sayula”, “Estancias”, “Canción de un azul imposible”, “Canción de la soledad”. entre otros.

El conjunto de su obra muestra un estilo modernista anacrónico, lleno de palabras altisonantes, pero con un ritmo emocionado, angustioso, sincero y pasional.

Por: Jonathan Cifuentes
Fuentes: Banrepcultural / Acevedo, D. (1983). Semblanza de Porfirio Barba-Jacob. Bogotá: Esap.
Imagen: Irisnews

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.