0 0
Read Time:38 Second

Profundo dolor de patria e intensa ira siento al contemplar la imperdonable masacre que se realizó en el sagrado recinto del Honorable Concejo, olvidando toda la historia y pisoteando el extenso patrimonio socio cultural de la ciudad. Y como una burla a la crítica situación económica del pueblo, despilfarramos los dineros públicos irresponsablemente con la aquiescencia del señor alcalde, ¡ojalá que no solo cambiaran las sillas, sino aún mejor los ocupantes!  Hasta el retablo de la Virgen de Arma presente permanente y perpetua del Honorable Concejo fue desconocida para destacar la egregia e imponente figura del nuevo presidente y sus dos secuaces.

¡Dentro de dos escasos años trataremos que esta vileza no se olvide y el pueblo cobre con la única arma que posee!

Por: Orlando Ríos 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.