Imprenta de Rionegro restaurada
0 0
Read Time:1 Minute, 1 Second

Cuán grato es al espíritu regresar a la imprenta. Desde la primera edad estamos familiarizados con ella. Primero, Rionegro; nuestro padre; Anita Franco; la imprenta elemental que resistió el paso de los años pero no el descuido. Letra por letra, extraídas manualmente, de chibaletes, iban formando palabras, frases, artículos.

Luego Bogotá con linotipos y rotativas; dirección de revistas, corresponsal para el extranjero; periódicos clandestinos (las paredes se respetaban).

Luego llegó la industrialización de la imprenta con modernas rotativas y sofisticados procesos complementarios. Este oficio se lleva en las venas y va grabado como signo ancestral.

Ahora regresamos con este periódico al sistema anterior del linotipo y la maquina plana para imprimir tabloides. Evocamos la vieja imprenta de Rionegro, maltrecha y abandonada. Y recordemos en Anita Franco, que con tristeza mira los restos de máquinas y tipos de plomo, una época grata al corazón y al espíritu; Anita hizo posible muchas publicaciones que contaron la historia y el acontecer rionegrero.

Este oficio de escribir va grabado en nosotros con tinta indeleble y caracteres de romántico apostolado. Por algo dijo García Lorca:

“La tinta de imprenta es perfume que temen los muertos de espíritu”

 

Por: Jairo Tobón Villegas
Periódico EL RIONEGRERO. Ed. 002. 1981

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.