0 0
Read Time:6 Minute, 14 Second

Cuando de música y trayectoria artística se trata, no podemos dejar de hablar del maestro Rufino Duque Naranjo, quien, a sus 93 años de edad, ha dejado todo un legado patrimonial.   Nacido en Abejorral, Antioquia, el 12 de diciembre de 1927, en el hogar de Rufino Duque y Margarita Naranjo; pero residente en nuestro municipio Rionegro, desde 28 La vocación artística del maestro Duque, fue estimulada por su padre, del cual memorizó contadas melodías cuando solo tenía cinco años de edad, un reducido repertorio que amplió con el tiempo, gracias a la radio que una vecina suya sintonizaba todos los días.

Hizo sus estudios de bachillerato en su tierra natal.  Cuando Rufino vio que el ambiente de provincia le resultaba restringido para su arte, resolvió desplazarse a Medellín, donde en el Instituto de Bellas Artes, estudio violín y solfeo durante ocho años.

Sus apariciones públicas iniciales se dieron con la Orquesta Sinfónica de Antioquia. Fue profesor durante siete años en la Casa de la Cultura de Medellín.  Ocho años los dedicó al ejercicio de la cátedra de guitarra clásica en el Conservatorio de la Universidad de Antioquia.

Tuvo su propia Academia de Guitarra, por la que pasaron alrededor de 500 discípulos. Colaboró en la formación del dueto de Los Tolimenses, del cual figuraron Lizardo Díaz y Jorge Ramírez (ya fallecido). Ha ofrecido más de 800 conciertos culturales en distintas universidades, colegios y escuelas de Colombia, inculcando en las nuevas generaciones, los aires musicales y autóctonos del folclor colombiano.

Ha sido embajador de la música colombiana en la mayoría de los países de América donde se ha presentado: Panamá, Ecuador, Venezuela, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Estados Unidos y México.

Entre las melodías que podría decirse que ha hecho época, está Claro de Luna, única versión de la que se conoce haya sido grabada en guitarra. Su cancionero incluye composiciones de diversa índole, sumado esto a una representativa variedad de estudios para guitarra, tanto clásica como folclórica.

Sus ejecuciones contemplan instrumentos como la bandola, el tiple, la guitarra, la mandolina y el violín, de las cuales recibe prolongados y sentidos aplausos y espontáneas manifestaciones por parte del público. Ha grabado más de cuatrocientas obras a cinco y siete instrumentos todos interpretados por él bajo el sistema de doblaje, siendo el propio Rufino su técnico., arreglista y ejecutante.

Sus grabaciones constan de 6 Long Play, 16 Cassettes denominados Huracán de Guitarras y actualmente están en producción 20 Compact Disc que recopilan lo aprendido en sus 70 años de vida artística.

Reconocimientos

  • La medalla “Bienestar Cultural Universidad Católica de Colombia”-1.991
  • Medalla al Mérito Cultural Porfirio Barba Jacob categoría oro, entregado por la alcaldía de Medellín en el periodo en que fue alcalde el Dr. Luis Alfredo Ramos B. -1.994
  • La medalla Pedro Justo Berrio, otorgada por la Gobernación de Antioquia, estando de gobernador el Dr. Álvaro Uribe Vélez -1.995
  • La Choza de Marco Fidel Suárez al Músico Excelencia, conferido por Cotrafa en el marco del Festival de Hatoviejo -1.997
  • Orden de la Democracia en el Grado Comendador, Consejo de la Orden Cámara de Representantes de la República de Colombia -1.998
  • Público reconocimiento como claro exponente de la raza abejorraleña por cuenta del Honorable Concejo Municipal de Abejorral -1.999
  • Mención Honorífica Alcaldía Municipal Ciudad Santiago de Arma de Rionegro -1.999
  • Mención especial del Concejo Municipal Ciudad Santiago de Arma de Rionegro – 1.999
  • Condecoración Orquídea de Oro Concejo de Medellín Mérito Educativo y Cultural – 1.999
  • Orden al Mérito Cívico y Empresarial Mariscal Jorge Robledo, grado oro conferida por la Asamblea Departamental de Antioquia en cabeza del diputado Rodrigo Mendoza – 2004
  • Nota de exaltación del municipio de El Retiro 2018

El maestro Rufino, es un hombre admirado en todos los aspectos de su vida, un ser amado y respetado por amigos, artistas y sobre todo por su familia, la cual está conformada por: Ruby Aristizábal Estrada, esposa,  Hijos: José Fernando, Juan Carlos, Andrés Alberto y Natalia Duque Aristizábal, quienes con gran sentimiento de amor y gratitud, expresaron su admiración:

“Es un esposo ejemplar, responsable y muy profesional”, expresa su esposa, la señora Ruby Aristizábal, sus hijos lo definen como un ser humano lleno de bondad, de conducta intachable como ciudadano, solidario con los humildes, maestro en la impartición de conocimiento musical.

Como padre, responsable en su rol patriarcal, conservador en el buen sentido de las costumbres y arraigo antioqueño, pero liberal en la exploración artística de doblaje y ritmo.

Es motivo de orgullo ver como llegó tan alto gracias a su esfuerzo y dedicación, dejando a la humanidad y al patrimonio cultural un amplio legado de una numerosa obra musical con más de 300 grabaciones de música colombiana e internacional, es un ciudadano ejemplar que ha ofrecido más de 800 conciertos en diferentes escuelas, colegios y universidades del país”.

¿Qué ha significado para ustedes como hijos los logros de su padre?

Él es un referente a seguir porque supo canalizar su vida artística de manera productiva sin irse por la vía de la bohemia y el descontrol.

¿Cuál creen que es el mejor legado que él les va a dejar?

A la humanidad: el haber sido inspirador para que jóvenes como el concertista David Sossa se inclinara por la carrera musical, a partir de los conciertos didáctico-culturales que se impartían en colegios públicos y privados del Departamento y Colombia.

Al patrimonio cultural: la preservación del folclor colombiano con sus aires autóctonos entre la niñez, juventudes y melómanos coterráneos y del exterior.

Valores: el ejemplo desde la rectitud para actuar; la honradez, la tenacidad para recorrer el continente americano como ícono de la música colombiana y popular internacional.

Familiares: La unión fraternal.

 

 

Le preguntamos al Maestro Rufino Duque, ¿cuáles han sido sus mayores satisfacciones personales y profesionales?

-Mi mayor satisfacción personal es haber podido hacer carrera en la música a través de instrumentos de cuerda como la guitarra el tiple y la lira.

-Mi mayor satisfacción artística es ser ampliamente conocido en el ámbito musical dentro y fuera del país.

A parte de sus muchos otros logros, el maestro Rufino cuenta con algunas obras de su autoría:

El taita (dedicado a su padre), Fantasía flamenca, El patas, Melodía en una cuerda, Mí morenita, Huracán de guitarras, Porque, Llanto de guitarras, Lamentos, El Bunde, Para ti, Dulzura, etc.

Uno de sus mejores amigos, el Dr. Bernardo Chica Molina, lo define como un amigo excepcional con quien ha podido disfrutar de una sincera amistad y que lleva la música en el corazón y en el alma, siempre bien acompañado del maestro.

Luz María López, alumna y admiradora del maestro Rufino, nos cuenta:

“Conocí al maestro Rufino Duque Naranjo en un concierto que brindó en el año 1973 en el colegio la Presentación. Para ese entonces, yo era una niña enamorada de la guitarra, y en esa primera vez que escuche al maestro, su técnica impecable, su virtuosismo, la universalidad de su música que contenía desde los clásicos españoles hasta las hermosas interpretaciones de la música tradicional colombiana y como corolario, su sensibilidad, sencillez y amabilidad, el impacto en mi ser musical fue muy motivante. Este gran artista es un paradigma digno de imitar en el inagotable camino del arte musical. Años después, la vida me dio el regalo de tertuliar y compartir con él la bella música en el desafortunadamente desaparecido Conservatorio de Rionegro. ¡Gracias maestro por su generosidad y aportes a la grandeza del arte musical”.

Fotografías: José Miguel Duque

 

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.