0 0
Read Time:1 Minute, 16 Second

Los rionegreros que tienen menos de cincuenta años, no alcanzan a imaginar que el Río Negro pasaba a dos cuadras del parque principal, y que a esa distancia tenía un puerto fluvial que estuvo activo hasta principios del siglo pasado. Y es que el río, era mucho más caudaloso que ahora, servía para la navegación de embarcaciones pequeñas.  Nuestro río rodeaba un humedal que ahora conocemos despectivamente como “La Laguna Azul”, terreno de difíciles condiciones que valía quinientos millones de pesos y por el cual el municipio pagó veintidós mil millones de pesos. 

“La Laguna Azul”. Foto: Jonathan Cifuentes

Río arriba los comerciantes de maderas bajaban los troncos por agua hasta el Puerto, que era una faja de terreno de quince o veinte metros de ancho y se extendía hasta la vía que ahora va directo al Alto de la Capilla, acceso portuario que desapareció cuando canalizaron el río a la altura de la Unidad Industrial.

Río negro. Foto: Jonathan Cifuentes

Don Jairo Tobón Villegas con frecuencia denunciaba la pérdida de este bien, que pudo servir de vía y por el cual no pagaron un centavo. En estas líneas se puede apreciar la supuesta negligencia de las autoridades y el despilfarro que hizo el municipio con la compra de un terreno que no ha servido para nada.

Las administraciones municipales que carecen de control, originan fácilmente corrupción, negligencia, despilfarro, abusos, desorden e indisciplina.

Por: Ramiro Ríos Rincón

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.