Peligro sin control

Cierta noche, siendo las 7:30 p.m., diagonal a Villa Campestre La Macarena, vía a El Carmen de Viboral, Walter Ríos Galvis caminaba por el borde de la vía cuando apareció de una curva inmediata una moto a toda velocidad y lo atropelló  brutalmente, lanzándolo contra el caño de cemento. La motocicleta avanzó acostada veinte metros debido a la velocidad con que venía, pues no le aplicaron frenos. Este incidente dejó lesionado al conductor y gravemente golpeado a Walter, quien murió a las pocas horas.

El muerto era un conocido ciudadano que tenía un puesto de libros, revistas y periódicos en el parque principal de Rionegro, y el lugar del fatal accidente fue después de una curva descendente en el sector de Cuatro Esquinas, más concretamente al pie de la entrada de mi residencia, conocida como Villa Sol, en la vía que conduce a El Carmen de Viboral.

La víctima, primo mío, sufrió el atropello por la imprudencia del motociclista, que aceleró en la curva, como lo hacen muchos conductores, insensatez que nos mantiene los nervios de punta a los peatones y a todos los que salimos de mi propiedad, a pesar de que evitamos cruzar la vía y preferimos bajar para subir luego desde un punto seguro.

Esta curva, que desde la portada de mi residencia da menos de veinte metros de visibilidad, carece de adecuada señalización que indique que (como en toda curva) se debe avanzar despacio, ni tiene algo que obligue a desacelerar. Cuarenta metros más arriba se localiza un innecesario resalto que por lo suave sirve de muy poco.

Durante años he solicitado al Municipio y a Devimed que hagan algo al respecto, pero todo ha sido en vano. Para empeorar el asunto, arriba de la curva, en un barranco, existen árboles gigantes muy orillados que amenazan con caer a la vía (ya cayó uno). Es obligación de las autoridades suprimir todo riesgo que atente contra la vida y la integridad de las personas, como en este caso. De pronto la actual administración entienda más las preocupaciones de los ciudadanos y proceda en consecuencia.

Por:  Ramiro Ríos Rincón

 

Deja un comentario

Relacionado

EPM el aliado que nunca fue

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta para el desarrollo de un territorio, es la capacidad en la prestación de los servicios públicos, Rionegro en 2017 decidió enajenar su empresa EPRIO y entregarla al grupo EPM a cambio de inversión para solucionar el rezago en la infraestructura, suplir las necesidades del aumento de […]