0 0
Read Time:9 Minute, 12 Second

Fuerte polémica causó en la comunidad rionegrera la aprobación por parte del Concejo Municipal, del Proyecto de Acuerdo 021, del 3 de septiembre de 2021, en el cual se autoriza la creación de la figura de la “Biblioteca Pública Municipal Iván Duque Escobar”.

Y es que el fondo del proyecto era realmente concederle este nombre, ya que se buscaba la autorización de la creación de la figura, más no la concesión de vigencias futuras por el orden de 22 mil millones de pesos. Estás ya habían sido autorizadas con anterioridad.

“Nosotros no estamos aquí hablando del proyecto como infraestructura física, porque ese ya quedó en las vigencias futuras, nosotros estamos pidiéndoles la aprobación de la creación  de la figura como biblioteca, eso es lo que necesitamos, y lo hacemos basándonos en la Ley General de Cultura y la Ley 1379 de bibliotecas” expresó ante el Concejo la Subsecretaria de Cultura, Manuela Ocampo.

El proyecto del Puente Biblioteca no es nuevo, el mismo se viene gestando y preparando desde la pasada administración del exalcalde Andrés Julián Rendón Cardona. El proyecto no requiere licencia, pero sí requiere autorización de ocupación de cauce, el cual está aprobado desde el año 2018, con número de radicado 112-1536-2018 del 23 de marzo: “La solicitud consiste en la autorización para el proyecto denominado Puente Biblioteca sobre el Rio Negro, con una longitud de 90.0 m, ancho 25.0 m, altura con respecto al lecho 6.40 m y unas protecciones del canal contra la socavación en colcha gavión de longitud de 80 m., ancho 25.0 m, y altura promedio de 2.0 m, ubicado en la Avenida Galán, zona urbana del municipio de Rionegro”.

Este espacio está proyectado para ocupar un área aproximada de 2.300 m2, en dos niveles, con una capacidad para albergar más de 35.000 libros y revistas, “con espacios para desarrollar diferentes programas; además de una ubicación estratégica dentro del Corredor Naranja de Rionegro, el proyecto paisajes del agua y un espacio público de calidad integrado con otras ofertas de la ciudad”  informó la Administración Municipal de Rionegro.

Este proyecto cuenta con una cofinanciación por parte de la Gobernación de Antioquia de 11.000 millones de pesos, representados en el 50% del valor de la obra.

El Secretario de Medio Ambiente de Antioquia, Carlos Ignacio Uribe, en visita el 24 de noviembre de 2020 al municipio de Rionegro, dijo ante medios de comunicación: “El comité científico de cambio climático acompaña este proyecto; lo vemos con muy buenos ojos, teniendo en cuenta que este es un proyecto que la Gobernación de Antioquia viene liderando, creemos que hay que devolverle el río a los ciudadanos”.

El proyecto muestra que cumple con todas las especificaciones técnicas, medioambientales y de autorizaciones y permisos concedidos por medio de estudios de personas calificadas en cada una de las áreas.

Ahora bien, un lugar que va a representar tanto para los rionegreros y orientales, ¿por qué va a ser tan erróneamente nombrado?, pese a todas las voces que se han alzado en protesta en contra de esta decisión, el pueblo no ha sido escuchado. Anteriormente, se citaban las palabras del caudillo Jorge Eliecer Gaitán “El pueblo es superior a sus dirigentes”, algo que en nuestro territorio queda en duda.

El alcalde de los rionegreros, en entrevista dada al canal  Acuario T.V, expresó:

“Hemos propuesto como iniciativa ante el Concejo Municipal, que la creación de esta nueva Biblioteca… lleve su nombre; el nombre de Iván Duque Escobar, un antioqueño que fue gobernador, que fue ministro y que como un antioqueño, también trabajo por los más altos intereses de los antioqueños, y por supuesto de los rionegreros, entonces decidimos que esta era una bonita oportunidad para poner su nombre”… “Muchos son los nombres. Lo importante no es el nombre es la obra que le dejaremos a los rionegreros”.

Corresponde reflexionar acerca de lo que nombramos, y la importancia que le damos a eso que se nombra de determinada manera, ya que se debe sentir una correlación empática con el espacio y con lo que queremos recordar.

En el Concejo Municipal de Rionegro se llevó a cabo un debate de opiniones entre los corporados, los cuales expusieron sus diferentes posturas en torno al nombre de la biblioteca, su pertinencia y preocupación medio ambiental con el río Negro.

Los ponentes del proyecto de Acuerdo Óscar Johao García Casarrubios Parra y Adrián Castro Alzate, expresaron  a través de un comunicado de prensa: “El proyecto Puente Biblioteca de Rionegro será un lugar donde no solamente las actividades relacionadas con la lectura estarán presentes, sino que se generarán espacios públicos de calidad, desarrollados por medio de diseños arquitectónicos, acordes al ciudadano actual, con espacios verdes que permiten la creación cultural y lúdica”.

El concejal Adrián Castro en la lectura de justificación de su ponencia, explicó que las bibliotecas “son espacios perfectos para procesos de participación, socialización y de diversión, los cuales son fundamentales para el desarrollo humano de los ciudadanos” al igual que aseguró que “El proyecto de Puente Biblioteca de Rionegro se asume como un centro cultural que democratiza la cultura, a su vez que cumple con la función de organizar procesos… será un lugar donde no solamente las actividades relacionadas con la lectura estarán presentes”.

¿No sería mejor para ello un Centro Cultural?, ¿Cómo entiende la Administración y el Concejo Municipal al ciudadano actual, si no lo escucha en algo tan básico?, ¿Por qué no ponerle un nombre apropiado al proyecto? ¿Por qué no hacer entonces de éste un proyecto de parques recreativos para el uso común, sin poner en riesgo de humedad a más de 35.000 ejemplares de libros con los cuales piensan dotar la biblioteca? Sin ser conocedores del tema,  es bien sabido que el papel expuesto sobre un río se pudre.

No entendemos entonces si querían en realidad una biblioteca o un centro cultural o si se  perdieron en la idea, o si simplemente, buscan a través de una alta inversión, exaltar el nombre de un personaje, que nada tiene que ver con Rionegro. Nadie se imagina en una sala de lectura, buscando silencio y concentración, con eventos culturales o recreativos estruendosos al lado.

Por su parte el concejal Oscar Jhoaho en su intervención, recordó que “los 17 concejales tenemos que ser vigilantes de que efectivamente aquí lo que se apruebe, así algunos digan que aquí somos un comité de aplauso, pero tenemos que ser vigilantes de las obras que se ejecuten, sea de donde sea, es así, pues esa es nuestra labor”… “Aquí nosotros estamos aprobando algo, en el buen conocimiento, o con la buena fe, de lo que viene y nos muestra el ente territorial, nosotros para que la comunidad entienda no somos ejecutores de ninguna obra, nosotros somos un control político”.

Para el concejal Fernando Valencia: “Puede tener un buen objetivo, que es el fortalecimiento del conocimiento, de la educación y de la cultura”, en la misma línea estuvo el concejal Alex Valencia, quien expresó: “Lo que se haga al borde del río no me molesta y no sería temeroso porque no creo que alguien vaya a atentar en contra de esta hermosa fuente hídrica”… “me hubiera gustado mucho que hubieran puesto el nombre a consideración y no lo hubieran traído, me parece un nombre nefasto”. Ambos votaron positivo al Proyecto de Acuerdo.

Ante la intervención de la concejala Leidy Baena, el presidente del concejo Daniel Arbeláez, dijo “El espíritu de Rionegro es tan grande, que ya Rionegro no es solo para los rionegreros, eso es muy importante; que no quede ese mensaje, que Rionegro es para los rionegreros”, tras la opinión de la concejala en cuanto a que “cuando se utilizan los fondos públicos de los rionegreros, lo ideal es tener la identidad a la hora de invertirlos, que los proyectos lleven los nombres de las personas rionegreras generando sentido de pertenencia”.

Muy vehemente fue el discurso y las intervenciones reiteradas hechas por el concejal Diego Macía, en las cuales siempre recalcó: “no se ha puesto en discusión el nombre, insisto en que ese nombre no es adecuado, pues en Rionegro hay muchas personas con trascendencia en las letras; escritura y poesía”… “qué ha dado este señor a Rionegro más que colocar una placa abajo en el centro administrativo. También colocamos a consideración; coloquen el nombre a concurso”… “¿Darle vida al río es seguir construyendo a las laderas de un río que está vivo, eso es darle vida al río? Yo ahí si difiero de usted totalmente Oscar, porque yo creo que los ríos, y más los que están vivos, para darles vida lo que hay es que dejarlos quietos, lo que hay es que dejar que la biodiversidad fluya ahí sin ningún problema, lo que hay es que dejar de intervenirlos…”

En la votación por artículos, los primeros en ponerse a consideración llamaron la atención:

-Art. 1 “Créase en el municipio de Rionegro una nueva biblioteca pública de carácter municipal para el fortalecimiento de los servicios bibliotecarios”. Aprobado con 15 votos.

-Art. 2 “Asígnese el nombre del ilustre gobernante antioqueño Dr. Iván Duque Escobar, 1937 -2016, a la nueva biblioteca pública creada por este acuerdo, la cual se denominará: Biblioteca Pública Municipal Iván Duque Escobar”. Aprobado con 14 votos.  (Ante este artículo el concejal Diego Macía puso a consideración: “Que el nombre sea puesto a concurso público, y no sea el de Iván Duque Escobar. Negado con 14 votos.

Para la Subsecretaria de Cultura Manuela Ocampo, es claro que: “Hay que crear una red de bibliotecas, pero es una cosa que no se crea de la noche a la mañana, llevamos un año y medio en ese proceso”, al igual que con el Puente Biblioteca “nosotros lo que queremos es que sea un centro cultural, un centro de desarrollo social, un centro que conecte con el puente Mejía, que reconozca el río, que valore la historia, pero que sobre todo que le permita a los habitantes del municipio de Rionegro tener un espacio de encuentro”.

Es innovador que todos estos centros confluyan en un solo lugar, la cuestión es mirar ejemplos pasados que no han salido tan bien, más aún con el gran reto que ahora traen las tecnologías y los pocos, o nulos, hábitos de lectura por parte de nuestra población, los cuales en un espacio tan diversificado, difícilmente elegirán la lectura a la vieja usanza de más de 35.000 libros.

Como escribió un importante medio regional: “en varias de nuestras columnas lo hemos destacado y aplaudido, pero lo que si nos duele en el alma como rionegreros y como ciudadanos, es que la bauticen con el nombre de Iván Duque Escobar, un nombre y un hombre totalmente desconocido para los hijos de la Hidalga Ciudad”. Referencia hecha de nota de Quién es quién, run run político N° 137 de septiembre 9 de 2021.

Tantos que han sido los honorables hijos de Rionegro, próceres, intelectuales y libertarios, que hasta su sangre han derramado por estas tierras rionegreras… ¿Quién mejor que ellos para merecer tan honorable dignidad?

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.