0 0
Read Time:1 Minute, 13 Second

Edición 392 – Junio de 2018

Solo falta un milagro, pequeño milagro divino, o la ocurrencia genial de un pensador, estilo Leonardo, Edison, Volta, Tesla, para que se haga realidad el sueño del poeta, que anhela mejorar las condiciones de vida y el progreso de la comunidad sin hacerle daño a la madre naturaleza. Hoy vivimos  el universo de  barreras, obstáculos y límites creados por el hombre: el horizonte con las rayas infames de los  hilos metálicos conduciendo energía y las calles llenas  de postes,  transformadores y el paisaje alambrado como si permaneciéramos en los campos de concentración.

El poeta, con sus ojos ya cansados de mirar obstáculos, tejiendo sueños, quisiera ver el futuro  y el progreso sin el rigor  de arrancarle tesoros a las montañas y a los caudales.  Divagó el poeta  sobre la electricidad hidroeléctrica producida sin el recurso agua y la energía eólica sin el uso del viento. Espera el poeta que se produzca el milagro  sin daños a la madre naturaleza y sin la angustia de las montañas ensayando danzas macabras.

El poeta suspendió el sueño y quedó meditando en la belleza del universo si se realizara el milagro, el pequeño milagro de un genio que pudiera producir energía hidráulica sin agua, conservando el H20, y producir energía eólica sin dañar la velocidad  elocuente del viento. Sueños de poeta, que algún día, no lejano se pueden convertir en bella realidad sin mutilar el paisaje.

Recordando al maestro Jairo Tobón Villegas.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
El Rionegrero
elrionegrero@gmail.com

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.